Respuestas concretas apagarían los ánimos

Señala dirigencia que no obtuvieron contestación a peticiones de obra

– Comenta que mesa de diálogo, entes del viernes, diluiría la posible marcha

ANTORCHA

Ángel Pacheco

Sólo una mesa de trabajo con respuestas concretas a nuestras demandas antes del viernes próximo, detendría la movilización de Antorcha en la capital del estado, adelantó la representante de este organismo.

Guadalupe Orona Urias, de visita por la región Tulancingo, explicó que la movilización programada para el 10 de abril en Pachuca sigue en pie, toda vez que no obtuvieron respuesta favorable por parte del gobierno a peticiones de obras.

Sin embargo, ponderó la posibilidad de que una mesa de diálogo donde se proponga una solución alternativa a las peticiones, diluiría la posible marcha, pero deberá darse a más tardar el viernes próximo.

“Contamos (con) poco más de mil 200 comunidades agremiadas al movimiento Antorcha Campesina, pedimos que al menos se haga una obra por cada una de ellas, aunque entendemos que no hay presupuesto que alcance, podríamos hablar de etapas para concretarlo y no la cerrazón que hay actualmente”, expresó la lideresa.

Ahondó en que la marcha es el último recurso, luego de agotar todas las posibilidades de diálogo. Afirmó que la movilización es pagada con dinero de los propios manifestantes, pues ellos aportan con su comida y pagan su propio transporte y una parte menor del recurso procede de negocios que la organización tiene.

“En Hidalgo contamos con 100 mil familias repartidas en 60 municipios que están registradas en Antorcha, de esos solo participarán una parte, en total 40 mil asistentes que de no encontrar solución, haremos un plantón permanente hasta que nuestras peticiones sean atendidas”, adelantó Orona Urias.

Lamentó que en más de 2 años y medio aún no cuenten con una obra otorgada por el gobierno estatal; reconoció que cuentan algunas que fueron gestionadas por Antorcha y ejecutadas por el gobierno de Hidalgo “pero de iniciativa del gobernador ninguna”.