HÉCTOR MENESES

Parece que el alcalde de Zempoala no conoce bien a bien todas las virtudes de su municipio pues simplemente aparecen cambios en la campana de la iglesia, cuando hay mucho más potencial para hacer de esta demarcación un faro en materia turística. Lamentable que no haya consolidado ninguna estrategia sólida todavía.