Indagatoria al personal

COMBUSTIBLE

Ángel Hernández

Un procedimiento de responsabilidad administrativa, así como subsecuente solicitud de inicio de carpeta de averiguación ante el Ministerio Público, iniciará la administración municipal de Tula por el posible desvío de combustible en contra de un trabajador del ayuntamiento, cuya área de asignación no fue revelada por posible daño directo al erario municipal.

Mediante comunicado dirigido a la opinión pública y a medios de comunicación, la alcaldía informó el hecho, además que la Contraloría Municipal está en proceso de recabar mayor número de evidencias para engrosar pruebas conducentes y sobre todo ante la presunción de inocencia del empleado como parte del debido proceso a un servidor público.

La circular añadió que el proceso se resolverá conforme a tiempos que marca la ley.

La querella se inició por el posible desvío de combustible dado que el servidor público fue hallado en la “ordeña” para llenar cuatro bidones de 20 litros cargados de diésel que tenía en posesión y que pretendía llevar en una camioneta particular color rojo.

El trabajador, del que se ha reservado la identidad, demostró la legítima compra del combustible pero no pudo explicar el por qué traía los bidones en una unidad particular cuando no recibió instrucciones de hacerlo.