Cierre definitivo de RSR: la Semarnath

-Determinó esa dependencia que el tiradero no cumplía ya con las normativas y representaba riesgo a la salud

PELIGRABA ENTORNO

Ángel Hernández

Clausuró definitivamente personal de áreas jurídicas y de procedimiento de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo (Semarnath) el relleno sanitario regional de Tula (RSR), ante el incumplimiento de la norma 083 federal, que prohíbe (a partir del primer día de 2019) la disposición de residuos a cielo abierto.

Consultado al respecto, el representante legal de la oficina jurídica de la dependencia, Rafael Calva Paredes, explicó que se incumplió con el numeral 7 de la 083 referente a la correcta construcción y funcionamiento del confinamiento de residuos sólidos.

“El relleno regional no contaba con infraestructura necesaria para evitar el desequilibrio ecológico, lo que perjudicaba al medio ambiente, tanto en suelo, aire y mantos acuíferos por generación de lixiviados”.

Pormenorizó que de hecho el incumplimiento de disposiciones ambientales vigentes en México se notificó previamente a la empresa que opera el relleno (Arcángel) en febrero de 2018, sin que hiciera nada para corregir.

En tanto, Jesús Álvarez, director de calidad en zona de la Semarnath, sostuvo que la clausura era inminente, dado que rebasó su vida útil desde hacía cuatro o cinco meses, además nunca cumplió con la normativa específica.

A pregunta expresa respondió que ahora que se decretó el cierre del confinamiento, los cinco municipios que depositaban desechos en el lugar valoran trasladarlos hacia el relleno de Tepeji, que aún está en condiciones de recibirlos o bien llevarlos hasta el municipio mexiquense de Tecámac.

Lamentó que los municipios de la región Tula aún no se hayan puesto de acuerdo sobre la sustitución del RSR a pesar de que se les han presentado varias propuestas de revalorización de residuos sólidos para que incluso puedan generar recursos económicos.