GABRIEL GARCÍA

Aunque el alcalde de Tizayuca defienda “a capa y espada” las acciones en materia de seguridad, las quejas de los habitantes abundan, pues hay un incremento constante en robos, asaltos e incluso homicidios que, hasta el momento, no logra detener, aunado a otros problemas sociales que ponen su gobierno en entredicho.