Medidas preventivas para evitar accidentes en las carreteras

– Indica ISSSTE  que hay incremento del 20 % en esta temporada, según reportes del Secretariado Técnico del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes

DESTINOS

Jocelyn Andrade

Exhortó el delegado del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), José Antonio Copca García, a la población a viajar seguros y a tomar todas las medidas preventivas para evitar accidentes en carreteras y destinos turísticos, durante esta Semana Santa.

Indicó que los accidentes incrementan hasta en un 20 por ciento en esta temporada, según reportes del Secretariado Técnico del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes.

Estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) revelan que cada año fallecen un millón 350 mil personas en el orbe a causa de accidentes de tránsito y las personas que acostumbran a usar sus celulares mientras manejan aumentan hasta en 4 por ciento su riesgo de sufrir accidentes.

Alertó: que “tomar selfies”, hacer llamadas o textear con el celular cuando se maneja se ha convertido en el distractor número uno como causante de accidentes vehiculares, especialmente en jóvenes de 15 a 29 años; su riesgo se equipara al impacto que tiene manejar bajo los efectos del alcohol.” 

Precisó que el uso de dispositivos móviles al manejar causa distracciones auditivas y visuales, al quitar la mirada de la carretera para observar la pantalla del celular; cognitivas al distraer la mente para pensar en el tema de conversación; físicas, al soltar una o dos manos del volante para manipular el teléfono, “descuidos que, en un lapso de tres segundos, por la velocidad en carretera, pueden traer consecuencias fatales”.

Por ello recomendó  que durante el trayecto en carretera, no usar manos libres, activar el modo silencio en el teléfono, colocarlo fuera del alcance del piloto para no usarlo; en caso de ser estrictamente necesario comunicarse por celular, orillarse y estacionarse para hacerlo; si se va a acompañado entregar el celular a otra persona para que se encargue de contestar o hacer llamadas y mensajes.