Simulacro con broncas, tras La explosión de Tlahuelilpan

Confirmó el subsecretario de PC estatal que, en efecto, hubo errores

-No obstante, indicó que son áreas de oportunidad para la mejorar

CON PEMEX

Ángel Hernández

De manera conjunta, personal de Pemex y autoridades civiles de los tres órdenes de gobierno efectuaron un simulacro de fuga de hidrocarburo por toma clandestina.

El ejercicio se realizó después de la explosión de un ducto de la petrolera el pasado 18 de enero en la comunidad de San Primitivo, Tlahuelilpan, que dejó hasta el momento 135 personas fallecidas.

A pesar de que el simulacro fue calificado por autoridades de la empresa productiva y de la Subsecretaría de Protección Civil estatal como un éxito, en todo momento se apreció desorden y falta de coordinación de los diferentes cuerpos de seguridad y emergencia participantes.

La zona tardó en ser acordonada al menos 20 minutos, hubo presencia de civiles dentro del perímetro de emergencia y hasta el motor de una pipa encendido en todo momento a escasos tres metros de la supuesta fuga de gasolina.

El subsecretario de PC estatal, Jorge Arturo Lucio Suárez, admitió anomalías presentes, pero calificó a éstas como “áreas de oportunidad”.

El supuesto derrame de combustible inició a las 11 horas con 18 minutos, fue controlado a las 11:45 y se declaró el término de la emergencia pasado el mediodía.

Participaron elementos del Ejército Mexicano, personal de Pemex, policía estatal, municipal y socorristas de Tlahuelilpan, además de estatales.

Al cierre de esta nota se supo de una fuga de hidrocarburo por toma clandestina casi a un costado de donde se realizó el simulacro.
Lucio Suárez resaltó la importancia del evento a fin de evaluarla calidad y tiempos de servicio para la ciudadanía ante una emergencia real, como la ocurrida.