A ver a quién engañan

Andrés Torres Aguirre

El viernes pasado, cuando fue confirmada la noticia de que la Secretaría de Hacienda había congelado 224 cuentas a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, la llamada máxima casa de estudios en la entidad dio a conocer un comunicado del rector, Adolfo Pontigo, del cual copio textual un párrafo: 

«El rector Pontigo Loyola invitó a la comunidad universitaria a mantenerse unida en torno a la institución en defensa de su autonomía, así como a permanecer atenta y debidamente informada a través del Sistema Universitario de Radio y Televisión, mediosy redes institucionales para evitar los rumores y la especulación».

Con mucha pena me disculpo con el rector y con la comunidad universitaria pero si lo que en este párrafo quieren decir, es que no se puede opinar sobre el problema que tiene al borde de la parálisis a la UAEH,si no eres parte de la misma institución, pues no me importa y le pido al señor rector que no compre el periódico o de plano cierre los ojos y los oídos para que no lea ni escuche mi opinión. ¡Ahí les voy!

No entiendo porqué pudiera vulnerar la autonomía universitaria una investigación financiera como me la que confirma la SHCP porque según el propio dicho de Pontigo Loyola y del presidente del Patronato Universitario, Gerardo Sosa, fueron libremente a buscar bancos por todo mundo para así, según ellos, obtener mejores rendimientos de los recursos que esa universidad tiene. Al menos eso dijeron hace unos meses cuando empezó el escándalo financiero.

Según el documento que emitió la UAEH, con esta medida, la institución no sólo se queda sin dinero para el pago de nóminas y servicios, sino prácticamente paralizada.

De ahí el llamado al Presidente de la República para que los auxilie, pero citó nuevamente el boletín: 

«Ante dicha situación, el rector Adolfo Pontigo Loyola, solicitó la intervención oportuna del Presidente de la República,Andrés Manuel López Obrador en la resolución de estas acciones, ya que el origen de los recursos en las cuentas es de procedencia lícita y reiteró que estos provienen de la Tesorería de la Federación, por lo que no puede ni deben ser puestos en duda».

Desde el inicio de su administración el presidente López Obrador reiteró que no permitirá corrupción, ni negocios turbios ni compadrazgos, ni ninguna de esas viejas prácticas tan comunes en el ejercicio público de nuestro país.

¿Ustedes creen que el secretario de Hacienda de México, al tener información sobre los movimientos financieros de la UAEH  en bancos del extranjero (montos superiores a 150 millones dólares) y luego datos sobre 224 cuentas más, iba a dejar de informarle al presidente de ello?

¿Alguien tiene duda sobre la importancia de este asunto y sus repercusiones? ¿Qué no es obvio que el propio López Obrador supo antes que nadie las acciones que la SHCP emprendería referente al tema Universidad de Hidalgo?

¿Será un asunto de primer orden para una nación como México, que detecten en Europa movimientos financieros por parte de una universidad en Hidalgo, uno de los estados más pequeños y pobres del país?

Ya como dato cómico queda la redacción del rector que solicita «la intervención oportuna del presidente», como si su rango le permitiera dar órdenes al jefe del Ejecutivo pero sobre todo, es muy claro que el Presidente de México ya tomó cartas en el asunto, sino ¿por qué la SHCP procedió a congelar más de 200 cuentas de esa institución?

Para dejarlo más claro, el mismo viernes, el titular de la Unidad de Investigación Financiera (UIF), de la SHCP, Santiago Nieto, le respondió al acongojado rector en su cuenta de Twitter, reproduzco el mensaje:

«Se bloquearon cuentas a personas vinculadas a una universidad por actividades presuntamente ilícitas de corrupción, incluidos casos de conflicto de interés y venta de hidrocarburos .Si hay cuentas que tienen que ver con el pago de nómina, serán desincorporadas de la lista».

Después de leer este mensaje y conocer el problema que dicen las autoridades universitarias de Hidalgo tener, me pregunto ¿quién miente?,o mejor aún, ¿quién les cree?

 

 

Twitter: @bamtorre

                 @vocales_radio