Nada que temer; minigubernatura

-Con eventual reforma electoral buscan un empate de comicios en 2024, junto con la renovación de ayuntamientos y el Congreso local

SERÍA DE DOS AÑOS

Rosa Gabriela Porter

Exhortó Movimiento Regeneración Nacional (Morena) a que los partidos políticos no teman una eventual gubernatura de dos años en la eventual reforma electoral, a fin de lograr un empate de comicios en 2024, junto con la renovación de ayuntamientos y el Congreso local.

Dentro de las mesas técnicas entre las cúpulas con el Poder Legislativo plantearon propuestas para consolidar el empate de elecciones en Hidalgo, pues celebrar procesos concurrentes evitaría gastos onerosos en la organización de contiendas y disminuirá el desgaste que significan las campañas hacia la ciudadanía.

Son dos principales iniciativas: ocho partidos prevén cambios en las normativas para que las presidencias municipales a renovarse en junio del 2020, culminen su encargo en 2024, con la posibilidad de reelegirse por un periodo consecutivo.

Además de que el gobernador electo el primer domingo de junio del 2022, terminaría el 4 de septiembre del 2027 y hasta ese año emparejar procesos.

Mientras que Morena plantea una elección de gobernador con duración de dos años, del 2022 al 2024, con ello permitir un empate de comicios generales, diputados y alcaldías para ese año.

“Lo que estamos planteando es que no tengan miedo de las coyunturas, porque si hay coyunturas favorables para el Revolucionario Institucional (PRI) o Acción Nacional (PAN) en 2024, ni modo, nosotros aguantamos, pues sabemos que es así la democracia, pero no temer a las coyunturas, que se empate la elección de gobernador con la presidencial”, expuso el secretario de Formación Política de Morena, Carlos Mendoza Álvarez.

Otro argumento de la cúpula “obradorista” es que dicha concurrencia sería con la contienda de Presidente de la República y Congreso de la Unión, ello permitiría un trabajo coordinado entre los tres órdenes de gobierno.

“Eso permite que empiecen a trabajar al mismo tiempo, el ejecutivo federal y estatal, que puedan empatar planes de desarrollo, si son dos que pertenecen al mismo partido, qué mejor, más desarrollo para los estados, porque de otra forma tendrías tres años avanzados, presidente nuevo y lo que se pudo avanzar se retroceden”.