Timorata la Legislatura para incluir indígenas en reforma

-Opinó comité de Morena que postura es de omisión hacia este tema

-Debe posibilitarse su participación a través de una consulta en Hidalgo

SEÑALA SECRETARIO

Rosa Gabriela Porter

Sostuvo el secretario de Formación Política de la dirigencia estatal de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Carlos Mendoza Álvarez, que existe obligación por parte del Congreso local y autoridades electorales de realizar una consulta en materia indígena para considerar opiniones en la reforma política que garantice su participación efectiva, indicó que para temas de género y candidatos independientes es posible efectuar foros.

Este viernes continuarán mesas políticas entre partidos y diputados locales, el tópico sobre candidaturas indígenas mantiene diferentes posturas, principalmente sobre tres aspectos: número de municipios con obligatoriedad de postular aspirantes nativos, criterios de adscripción y posibilidad de realizar consulta hacia pueblos y comunidades.

Según integrantes del Comité Ejecutivo Estatal de Morena, la idea es acudir con localidades indígenas para que conozcan propuestas de reforma electoral.

El Tribunal Electoral del Estado (TEEH) ordenó en diciembre pasado que el Poder Legislativo adecúe artículos correspondientes y precise lineamientos que garanticen a comunidades indígenas su participación política y representación efectiva, además pidieron a partidos y autoridades electorales que coadyuven en el tema.

“El tribunal se posicionó de que no era obligatorio hacer la consulta, pero a nosotros se nos hace una postura timorata, que va en contra de cualquier principio democrático, vamos porque haya una consulta real”.

Reconoció que hay situaciones que analizar para consolidar esta actividad; por ejemplo, fortalecer autogobiernos y autodeterminación de pueblos para que con sus proposiciones consoliden el sistema de partidos políticos.

“Hemos planteado que para seguir avanzando en mesas electorales debe haber el compromiso de partidos y Congreso para llevar esa consulta real, sin simulaciones, si las comunidades dicen que no está bien, pues asimilar e incluirlos en la construcción de la reforma, pero que sean consultadas”.