Reclama coordinadora local farsas en Reforma Educativa

-Apuntó Azpeitia que no habrá auténticos cambios a favor de docentes

-Pues es lo mismo que aprobaron en su momento con Enrique Peña

ANTE FEDERACIÓN

Adalid Vera

Insistió la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que la Reforma Educativa que continúa en análisis en el Congreso de la Unión no sienta las bases para fortalecer a la educación pública.

Armando Azpeitia Díaz, integrante de la Coordinadora Capítulo Hidalgo, expresó que la marcha del 1 de Mayo sirvió para hacer público su rechazo a esta iniciativa propuesta por el gobierno federal actual.

Debido a que no es nueva, sino que es básicamente la misma que heredó la administración de Enrique Peña Nieto.

Básicamente la reforma que se analiza nuevamente en la Cámara de Diputados y pasará por la de Senadores no anula el carácter neoliberal de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico), ademas no elimina los procesos de Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico y Evaluación ni mejora condiciones laborales de profesores de la escuela pública.

Así que las actividades de protesta continuarán en la Ciudad de México y de manera simultánea en Hidalgo con la intención de que no sea aprobada la nueva reforma.

La Ley General de Servicio Profesional Docente (LGSPD) de la anterior Reforma Educativa se derivó de la reforma al Tercero Constitucional que promovieron los tecnócratas mediante Enrique Peña Nieto. Es ahí donde se estableció la evaluación para el despido; es decir, “punitiva”, además de estandarizada que sustentaron en el término empresarial de “calidad”, concepto que tiene origen no en las ciencias de la educación sino en el lenguaje de la administración empresarial.