Rechaza rector aclarar cuentas

-Confirmó que podrían tratarse de varias personas

vinculadas a la universidad, pero negó dar nombres

Y LA TRANSPARENCIA

Adalid Vera

Prefirió el rector de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), Adolfo Pontigo Loyola, no aclarar a quiénes pertenecen las 164 cuentas que mantiene congeladas la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), pues al parecer no todas son de la casa de estudios, sino de personas ligadas o vinculadas a ella.

En los últimos días versiones extraoficiales señalaron que algunas cuentas que permanecen congeladas están a nombre de esta casa de estudios; sin embargo, otras no y podrían pertenecer a personajes ligados a ella de alguna forma. Se rumora que pertenecen a empresarios y académicos de la UAEH.

Al ser cuestionado sobre los nombres de los titulares de estas cuentas bancarias, refirió que él sólo hablará de lo que a él le atañe.

“Yo sólo le puedo dar testimonio de las cuentas mías, que es lo que a mí me atañe”.

Aunque en días pasados confirmó que las cuentas personales de Gerardo Sosa Castelán, presidente del Patronato de la UAEH, también fueron congeladas por la UIF de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) por estar bajo sospecha de ser generadas con actos ilícitos como lavado de dinero, corrupción y venta de hidrocarburos producto del huachicol, esta semana ya no habló de ello.

“Si quieres hablar de la mía, no puedo hablar por la del presidente del Patronato, tampoco son los millones de dólares, están congeladas mis cuentas, están congeladas mis tarjetas. Estoy supeditado a la acción de la justicia en consecuencia, pero me parce más lamentable que se pretenda detener el trabajo de la universidad”, señaló el rector.

Algunas cuentas que mantienen congeladas, explicó, son las que más recursos económicos guardan, para el pago de nóminas, infraestructura y para la operatividad de la universidad. Estas provienen de la federación, así que la duda del por qué permanecen con esta medida cautelar crece cada día más.