Reforma, antes del nuevo ciclo

-Estimó dirigente del SNTE que será aprobada

en breve para el beneficio del magisterio estatal

CONSTITUCIONALIDAD

Adalid Vera

Previó el secretario general de la Sección XV del SNTE, Luis Enrique Morales,que la Reforma Educativa analizada actualmente en el Congreso de la Unión sea aprobada antes de que inicie el ciclo escolar 2019-2020, situación en la que debe estarse pendiente, pues aún quedan por definir las leyes secundarias y adecuar la Ley de Educación Estatal.

“Claro que pasará sin problema en el senado, por lo que veo quieren que sea constitucional antes de que arranqueelsiguiente ciclo escolar”.

Posiblemente al Sector Educativo le “agarren las apuraciones” para arrancar el nuevo ciclo escolar, pues todo parece indicar que el gobierno federal pretende echar a andar la nueva reforma a la brevedad.

Morales Acosta indicó que el sindicato tendrá que estar muy pendiente de cómo quedarán las leyes secundarias, pues de ellas emanarán muchos temas clave de esta reforma, que aún no se definen.

Además tendrá una labor titánica cada estado, al tener que armonizar sus respectivas Leyes de Educación y eso también les tomará mucho tiempo.

En caso de que 17 estados de la república aprueben la reforma y sus leyes secundarias, este ordenamiento será denominado constitucional, lo que obligará a dar cumplimiento de ella en todo el país.

Cabe destacar que la reforma actual derogará la planteada por el gobierno del priista Enrique Peña Nieto. Para lograr derogarla fue necesaria la organización de los foros de consulta y en ellos se plasmó la visión magisterial.

Respecto al supuesto resurgimiento de Elba Esther Gordillo Morales, indicó que es falso, así como también negó la posibilidad de que retome el poder de las plazas docentes.

La modificación del artículo décimo sexto transitorio de la Reforma Educativa permitirá al gobierno federal tener la rectoría de las plazas y también decidirá la asignación.

Esto, indicó Acosta, impedirá que Gordillo tenga el control de ellas, como se rumoró en un principio. Se especuló que la cercanía que mantenía la exlideresa con el actual Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, le permitiría estar al mando de las plazas docentes o incluso retomar la dirigencia del SNTE.