Subraya IHM la libertad femenina para ser mamá

QUITAR ESTEREOTIPOS

La maternidad libre y voluntaria es parte de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, establecidos en las leyes mexicanas.

Sin embargo, la cultura patriarcal impide su ejercicio pleno, al perpetuar estereotipos y roles de género como ser madre,a grado tal que normalizó la procreación como único o principal destino de toda mujer, con la cual se justifican situaciones de violencia que merman su desarrollo,expresó la directora general del Instituto Hidalguense de las Mujeres (IHM), María Concepción Hernández,quien mencionó que un 98 por ciento de las mujeres atendidas por el IHM son madres de familia.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2016, en Hidalgo la violencia psicológica ocupa el primer lugar con 39.6 por ciento, le sigue la obstétrica con 35 por ciento y la económica/patrimonial con 22.1 por ciento; el origen de las agresiones es diverso pero una causa que influye de manera importante es la asignación de actividades consideradas de menor valía a las mujeres.

Según la Encuesta Intercensal 2015 del INEGI, en Hidalgo el trabajo no remunerado(tareas del hogar, cuidados a enfermos y la crianza de las y los hijos) recae en mujeres en 63 por ciento, lo que dificulta su acceso al sector productivo formal, que se refleja en apenas 39.7 por ciento de mujeres en la Población Económicamente Activa estatal.

No obstante, expuso que hay avances en las acciones con enfoque de derechos humanos, donde la maternidad, número y espaciamiento de las/los hijos es entendida como una decisión personal, informada y libre de prejuicios. (Redacción)