Evitar daños forestales

-Ante condiciones cambiantes en presente año, es preciso ser más cuidadosos

POR FUEGO

Milton Cortés

Una persona puede arrojar dos artículos desechables o de vidrio en espacios al aire libre de manera diaria en determinada región de Hidalgo, ante la cantidad de personas existentes, la probabilidad causar incendios forestales como los que se han registrado en algunos municipios, es alta: planteó el ecologista Martín Del Valle.   

El integrante de la Organización de Ecología de Hidalgo enfatizó que la mínima cultura de no arrojar desechos al suelo incremente la posibilidad de que se presenten incendios forestales.

“El hecho de que se genere fuego en espacios herbáceos o matorrales no disminuye el riesgo de un incendio de grandes magnitudes. Los incendios forestales no sólo afectan a espacios de arbolado de renuevo, de tal forma que debemos tener demasiado cuidado en que una responsabilidad ocasionada intencionalmente o no, por la mano del hombre, sea factor de que incremente el riesgo de un incendio”.

Dvirtió, en entrevista para La Crónica de Hoy en Hidalgo, que cada individuo puede arrojar al piso dos artículos que además de contaminar aumentan el riesgo de generar un incendio forestal, situación que no puede tener un drástico cambio su es que la población no contribuye a ello.

“La cultura de no tirar basura es determinante para prevenir, tanto los organismos no gubernamentales como aquellos que pertenecen al sector estatal o federal han emprendido un sinfín de programas preventivos en el tema de los incendios forestales., desafortunadamente no todos son atendidos como debe de ser y pues apenas hace unos días vimos las consecuencias en Camelia”.

Estableció que, de igual forma si bien, no todos los siniestros surgen a partir de un papel, plástico o vidrio arrojado al piso, la mayoría de ellos sí se presentan por el descuido humano.   

Apuntó que de manera independiente y con el apoyo de personal del organismo al que pertenece, se ha promovido entre los ejidatarios y propietarios de algunos cerros y montes, a realizar líneas guardarraya, para que en caso de que se presente un incendio este no trascienda a mayores dimensiones”.