Pendiente, tratamiento de aguas residuales

– Incumplen municipios la Ley Estatal de Agua y Alcantarillado para Hidalgo, en la región aún falta por concretar infraestructura

ZONA TULANCINGO

Ángel Pacheco

Pese a ser una normativa dentro de la Ley Estatal de Agua y Alcantarillado para Hidalgo, en la región aún falta por concretar infraestructura para el tratamiento de aguas residuales.

Con base en dicha reglamentación, cada demarcación deberá tratar las aguas residuales de manera obligatoria a fin de que las descargas hacia cuerpos de agua federales se realice sin rebasar los niveles de contaminantes permitidos.

En la zona Tulancingo existe infraestructura al respecto; sin embargo, tras años de haber sido construidas algunas quedaron obsoletas o inutilizadas por lo que reactivarlas es más costoso que construir otras más.

Dicha demarcación posee plantas en desuso y que deberán ser rehabilitadas pero no hay recurso actualmente en el organismo operador del agua para invertir, por lo que es más sencilla la consolidación de otras plantas.

Tulancingo cuenta con seis plantas tratadoras de aguas, de las cuales sólo funcionan dos: una ubicada en Napateco y otra más en Ahuehuetitla, ambas con capacidad para tratar 3 litros por segundo cada una.

Las que no funcionan aún son: La Lagunilla, Acocul Guadalupe, Tepalcingo y Huajomulco, que podrían tratar 2, .89, 1.98 y 2 litros por segundo cada una, todas están a cargo de la Comisión de Agua y Alcantarillado del Municipio de Tulancingo (CAAMT).

Para el caso Cuautepec de Hinojosa, esta demarcación cuenta con 22 plantas de tratamiento de aguas, de mediana capacidad, de las cuales sólo funcionan 13, lo que representa el 59 por ciento de las plantas funcionando.

Cabe decir que en dicha demarcación se producen 100 mil 800 litros de aguas residuales al día de los cuales son tratados, 61 mil 920 litros en el mismo lapso.

Las plantas que están en funcionamiento son: Guadalupe Victoria I y II, Santa Rita, El Aserradero, San Juan Tecocomulco, Las Animas, Coatzezengo, Tecocomulco de Juárez, Lomas de Ojuila, Colonia Juárez, Almoloya San Lorenzo y Tezoncualpan y todas son manejadas a través de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Cuautpeec de Hinojosa (Capach).

Por su parte el organismo operador del agua en Acaxochitlán, con información a través de área de Comunicación social, cuenta con siete plantas de tratamiento de agua residual, de éstas una aún está en proceso de construcción en la comunidad de Zacacuautla.

Las seis restantes estarían repartidas en la siguiente forma, una en la comunidad de San Mateo, una más en San Pedro Tlachichilco, dos en Chimalapa y dos más en San Francisco; sin embargo, la funcionalidad de estas no es la adecuada.

De la comunidad Zacacuautla, sería la primera en funcionar actualmente para tratar el agua residual, en esa comunidad de Acaxochitlán, manejada por el organismo operador del agua en esa demarcación.

Por su parte el municipio de Santiago Tulantepec no cuenta con alguna infraestructura que permita el tratamiento de aguas, fue la directora de la Comisión de Agua Alcantarillado y Saneamiento de Santiago Tulantepec (CAASST), Claudia Mejía, quien reconoció tal circunstancia al destacar un par de proyectos que están en gestión actualmente.

Se trata de dos plantas tratadoras, una para la comunidad de Felipe Ángeles y otra para Loa Romeros, con capacidad de tratar 10 litros y 12 litros por segundo; sin embargo, están a la espera de que el proyecto sea validado.

“Esperamos que a final de este año el proyecto de la planta en Los Romeros pueda estar validado y comience su construcción”, estimó la directora.

En cada uno de los municipios coincidieron en que buscan que los niveles de contaminación en las aguas residuales que son descargadas a los cuerpos de agua no excedan los límites permitidos a fin de no infringir la ley al respecto.

Al mismo tiempo señalaron que cuentan con pagos de manera permanente ante la Comisión Nacional del Agua (Conagua), por concepto de descargas y hasta el momento no hay sanciones realizadas recientemente al respecto.

Cabe decir finalmente que estas medidas son acatadas con base en la Ley Estatal de Agua y Alcantarillado del Estado de Hidalgo, en su capitulo IV del Tratamiento de Aguas Residuales, así como el Reglamento de esa misma ley en su título sexto de tratamiento de aguas.