Tendría PRI proceso interno para la dirigencia nacional

-Adelantó Julio Valera que optarían por ese mecanismo al no contar con recursos solicitados desde el Instituto Nacional Electoral

A LA RENOVACIÓN

Rosa Gabriela Porter

Aclaró el secretario general del Comité Directivo Estatal del Revolucionario Institucional (PRI), Julio Valera Piedras, que el partido organizará un proceso interno de renovación transparente y conforme a los lineamientos, luego de que el Instituto Nacional Electoral (INE) exigió ciertas condiciones para llevar a cabo esta actividad, tales como un padrón actualizado para este mes y un monto de 230 millones de pesos, aspectos que faltan en este momento a la cúpula.

En marzo de este año el Comité Ejecutivo Nacional, con aval del Consejo Político Nacional priista, formalizó la petición ante el INE para asumir la organización y conducción del proceso de renovación para el periodo estatutario 2019-2023.

El “tricolor” propuso el 8 de septiembre como fecha para realizar esta actividad, con la participación de 6 millones 605 mil 740 militantes, con corte a 60 días antes de la jornada comicial interna.

Tras el análisis por parte de la autoridad electoral, requirieron diversas especificaciones, principalmente un monto de 230 millones de pesos y un listado de adeptos actualizado.

Entonces, en el Consejo Político Nacional del 13 de mayo, el partido reconoció que no contaba con tal recurso y que de los más de 6 millones de registros de adeptos, únicamente tenía formatos válidos de 1 millón 159 mil 320 militantes, que corresponden a 63 mil 22 refrendos derivados de la reciente campaña de afiliación, por lo que dejó en reserva 5 millones 386 mil 603 de simpatizantes.

“El Consejo Político Nacional determinó que no vamos a un proceso con INE por una sencilla razón, porque no tenemos el padrón y tiene algunas cuestiones que nos mencionaron y lo más importante es que nos cuesta 230 millones de pesos, no tenemos para gastar ese recurso”.

El secretario general hidalguense puntualizó que no sería la primera ocasión en la que el partido organiza su contienda interna, además que cuenta con los instrumentos legales y estatutos para establecer un proceso de este tipo.