Llama obispo a cerrar ciclo y continuar vida

TRAS LA EXPLOSIÓN

En el marco de la conmemoración de los cuatro meses de la explosión del ducto de Pemex en San Primitivo, municipio de Tlahuelilpan, que costó la vida a 137 personas; familiares y amigos de víctimas realizaron una misa oficiada por el obispo de Tula, Juan Pedro Juárez Meléndez.

En la homilía, encabezada por el máximo jerarca de la Iglesia Católica en la región Tula, dijo a los deudos que comprende su dolor, pero a su vez los llamó a cerrar ciclos y tratar de continuar con sus vidas habituales; “sigan viviendo con pasión y alegría, el mejor homenaje para los que se adelantaron es continuar con sus vidas”.

Insistió: “por más que duela la muerte de sus seres queridos y más por las circunstancias, después de 120 días ya es hora de cerrar ciclos, dejar ir y continuar con la vida cotidiana”.

Para ayudarlos a superar la tragedia, anunció que en julio próximo un grupo de al menos 20 expertos en psicología y tanatología acudirán al municipio para dar terapia gratuita a familiares de los caídos, “a quienes después de siete meses no logren continuar”.

Precisó que por el tiempo que falta, aún no tienen fecha precisa para dicha asistencia, “estarán por aquí al menos un periodo de 15 días”, pero los días de atención serán dados por el párroco de la iglesia de San Francisco en las semanas previas.(Ángel Hernández)