Escamotea UAEH pensiones de sus extrabajadores: Patiño

-Denunció excatedrático que en su caso le recortaron más de la mitad

-Porcentajes no entregados son enajenados por el propio Patronato

PRESUNTAS ANOMALÍAS

Adalid Vera

Enajena Patronato de la UAEH los recursos relativos a las pensiones de sus trabajadores, aseveró Francisco Patiño, al argumentar que este proceso en la universidad no es transparente.

Turbio el proceso por el cual se realizan las jubilaciones en la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), calificó Francisco Patiño Carmona en entrevista para La Crónica de Hoy en Hidalgo.

Uno de los fundadores del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y excatedrático de esta universidad por 37 años, afirmó que desde 1982 los profesores obtuvieron el beneficio de la jubilación, gestionado por el Sindicato de Personal Académico que él mismo creó.

Refirió que antes de ese año el personal no gozaba de jubilaciones, pero a partir de esa fecha los docentes tramitaron su beneficio a través del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Acusó que hubo modificaciones en los estatutos de la UAEH en 2002 que impidieron la entrega del 100 por ciento de su respectiva jubilación.

La mayor anomalía consta que en vez de recibir el 100 por ciento del sueldo que les correspondía, los catedráticos obtenían sólo el 50 por ciento. Lo que generó la molestia de trabajadores; sin embargo, no logran impedir esta arbitrariedad.

Patiño alcanzó su jubilación el 5 de mayo de 2015,  explicó que en su momento él llegó a cotizar 34 mil pesos mensuales por su labor, cifra que debía recibir ya pensionado. No obstante, le fue recortada a la mitad, así que sólo recibe 15 mil pesos mensuales en la actualidad.

 

FUNDAMENTO. Comentó que la razón de esta irregularidad es que, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el Patronato de la UAEH tiene derecho de manejar, aprobar y entregar el respectivo bono de jubilación.

“Desde 2002 el Patronato de la UAEH enajena la distribución del dinero y el porcentaje que no es entregado a los catedráticos se lo queda”, afirmó.

Lamentó que este suceso no haya trascendido en la prensa local, porque “existen intereses por parte de los medios de comunicación. Pero es una realidad que no se ha logrado erradicar en beneficio de los trabajadores de esta casa de estudios”.

Además acusó al Patronato de incrementar el lapso para jubilarse, de 25 años de trabajo ininterrumpido aumentó a 35 años. Esto implica que los empleados deban solicitar su trámite con más de 65 años de edad.

“Muchos ya se encuentran enfermos de gravedad y aún así tienen que presentarse a las siete u ocho de la mañana para checar en sus oficinas, de lo contrario serían despedidos”.

Argumentó además que muchos de sus compañeros ya fallecieron por complicaciones de salud, lo que impidió cobrar su respectiva pensión, dinero que ya se “ahorra” el Patronato.