Lamenta población violencia desatada en zona Ixmiquilpan

-Descubiertos ayer otros tres cadáveres en costales dentro de esta demarcación; sin respuestas

-Acusaron a Pascual Charrez de mantenerse al margen y no ofrecer certeza contra inseguridad

CRECEN HOMICIDIOS

Hugo Cardón

En menos de 10 días ya suman ocho las personas ejecutadas en el municipio de Ixmiquilpan, demarcación donde en los últimos meses se registraron distintos actos de violencia que, hasta el momento, no han podido ser frenados por las autoridades locales.
Ayer por la mañana fueron encontrados tres cuerpos sin vida, metidos en costales, cerca del Puente de Piedra del poblado conocido como la Otra Banda o Barrio de Progreso, lugar a donde accedieron elementos de Seguridad Pública Estatal, Municipal y del Ejército Mexicano.
Habitantes de Ixmiquilpan dijeron estar muy preocupados por esta situación que se registra en el municipio, más aún porque el alcalde, Pascual Charrez Pedraza, se ha mostrado ajeno a esta problemática que se ha acrecentado durante su administración, la cual se ha caracterizado por la irresponsabilidad general.
Por lo anterior es que pobladores de El Fitzhi ya organizaban una nueva marcha pacífica para exigirle una mayor seguridad, pues aun cuando se lo hicieron saber directamente al munícipe, este personaje no ha hecho todavía nada para mejorar el rubro.
Cabe recordar que el pasado 7 de junio del presente año, un hombre con las iniciales C.P., fue ejecutado en la comunidad Lázaro Cárdenas Remedios, en Ixmiquilpan.

Ese mismo fin de semana también fueron reportados cuatro personas más ejecutadas en el barrio de la Reforma, mismas de las que se desconocía su identidad en ese momento.
A estos incidentes se suman algunos casos como el ataque al Ministerio Público y la localización de una granada de fragmentación que estaba en un módulo de Seguridad Pública ubicado en la comunidad de Panales, a donde acudieron elementos del Ejército Mexicano.