Morena en riesgo, advierte Alejandro Rojas Díaz Durán

– Critica que cerraran la afiliación, que es un acto inconstitucional, y lamenta que pretendan instaurar un “soviet burocrático” para imponer dirigentes en las entidades y municipios, hasta llegar a un modelo venezolano que dogmatice y polarice con discursos intolerantes

ESCENARIOS

Rosa Gabriela Porter

Advirtió Alejandro Rojas Díaz Durán, consejero del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que la cúpula “obradorista” está en riesgo de convertirse en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) o el Revolucionario Institucional (PRI) al cerrar la afiliación que es un acto inconstitucional e instaurar un “soviet burocrático” para imponer dirigentes en las entidades y municipios, hasta llegar a un modelo venezolano que dogmatice y polarice con discursos intolerantes.

De visita por Pachuca, el también senador suplente de Ricardo Monreal, exigió a la dirigencia nacional una consulta hacia las bases de Morena para renovar los órganos de dirección partidistas en todo el país, además de reabrir la afiliación que está cerrada desde 2017, considerar el debate para una reforma estatutaria y evitar la tentación del uso de recursos públicos por parte de los “superdelegados”.

Lamentó que desde hace dos años suspendieron la admisión y credencialización de nuevos militantes en Morena, bajo el argumento de que no quieren infiltrados en las filas del partido, por lo que tal situación es ilegal y atenta contra la libre afiliación que establece la Constitución Política federal.

Actualmente, dijo, hay 317 mil 499 militantes validados ante el Instituto Nacional Electoral (INE), 8 mil 302 de Hidalgo, es decir que hay más de 3.5 millones de ciudadanos tienen la intención de suscribirse, pero el Comité Ejecutivo Nacional lo impide.

“Hay dos visiones en Morena, una es la que tiene nomenclatura del partido, que es la sectaria y que trae vicios del PRD, del grupismo, tribus o que se reparten cargos por cuotas, imponiendo a dirigentes a nivel nacional, en colonias y barrios. Quieren instaurar un soviet burocrático que imponga a los dirigentes en las entidades, luego en distritos y finalmente en los municipios, hasta llegar a un modelo jerárquico, modelo venezolano, con cuadros para dogmatizar, fanatizar y polarizar con discursos intolerantes”.

De igual forma, criticó que la postura de la presidenta del Consejo Nacional, Bertha Luján, quien supuestamente declaró que abrirán el padrón hasta 2020, pero con un candado para quienes buscan una candidatura a cargos de elección popular, pues tienen que acreditar militancia efectiva mínima de dos años y con un año en formación política.