Detalla área peticiones de respaldo para traer cuerpos

TRAS LA FRONTERA

Hugo Cardón

En este año la Dirección General de Atención al Migrante de Hidalgo, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso), recibió un total de 50 solicitudes de apoyo para traslado de migrantes fallecidos.

En todos los casos los connacionales fallecieron por diversas circunstancias que no fueron en el intento de cruzar la frontera entre México y Estados Unidos.

Esta semana se registraron los dos primeros casos donde migrantes perdieron la vida al intentar cruzar el Río Bravo.

Según información obtenida, los migrantes quienes respondían a las iniciales E.A.S., de 30 años de edad, y A.A.G., de 24, ambos vecinos del municipio de Nicolás Flores, intentaron cruzar el río cuando estaba crecido.

Los jóvenes viajaban junto con otros ocho migrantes del municipio, quienes comentaron que las aguas turbulentas los arrastraron sin darles oportunidad de llegar a la otra orilla.

No es la primera vez que migrantes de Nicolás Flores mueren en su intento por cruzar la frontera; el 23 de julio de 2017 otro migrante de esa demarcación pereció al intentar cruzar la frontera de manera ilegal, quien junto con más de 30 migrantes fue abandonado al interior de la caja de un tráiler en Texas, Estados Unidos.