Reprocha oposición la falta de voluntad

-Enfatizaron grupos parlamentarios comportamientos y evidente falta de coordinación por parte de Morena

ÁLGIDAS LABORES

Rosa Gabriela Porter

Recriminaron grupos parlamentarios opositores al Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en la LXIV Legislatura, que este primer año del ejercicio constitucional se caracterizó por falta de consenso y oficio político; sin embargo, prevalecerá el diálogo en el Congreso para beneficiar realmente a hidalguenses, sin distingo de partidos o colores.

Este martes concluyó el primer año del ejercicio constitucional, lapso donde todos los diputados presentaron 257 iniciativas, emitieron 133 dictámenes y plantearon 203 acuerdos económicos.

La coordinadora parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI), María Luisa Pérez, reconoció que este primer año de trabajo hubo falta de coordinación y organización, errores en procesos legislativos, poca seriedad de diputados de Morena para ciertas actividades, ausencia de diálogo, nula comunicación y exclusión de grupos minoritarios en toma de decisiones.

En el mismo sentido fueron los discursos de Acción Nacional (PAN), Encuentro Social (PES) y Partido del Trabajo (PT), específicamente sobre la falta de oficio político y desinterés de generar consensos.

Previamente, en la sesión maratónica, Morena expuso la Ley de Austeridad y Ahorro, la cual tiene como objetivo regular las medidas de racionalidad, tales como aminorar recursos para café, comidas, combustibles, telefonía, prohíbe la adquisición de vehículos de lujo o remodelaciones estéticas, así como establecer controles de viajes de servidores públicos y en gastos a medios de comunicación, etcétera.

Además plantearon que los órganos de control de los tres poderes, organismos públicos, ayuntamientos y dependencias verificarán la contratación de plazas y cumplimiento de las medidas de austeridad.

Finalmente, el pleno avaló la designación de los consejeros honoríficos de la Comisión de Búsqueda de Personas, así como permutas a la Ley de Seguridad Pública y el Código Penal que despenaliza los delitos contra el honor, además de sanciones al uso indebido de los servicios de emergencia.