Acumulación… y nadie hace algo

– Queja de habitantes al sur de Pachuca, externaron afectación por las precipitaciones de los últimos días

 EL AGUA HASTA EL CUELLO

Milton Cortés

Inaceptable que las lluvias generen tanta acumulación de agua en fraccionamientos del sur de Pachuca, externaron que fueron afectados por las precipitaciones de los últimos días.

Vecinos de fraccionamientos como Juan C. Doria lamentaron que se ignoren los llamados de advertencia desde esa zona de la ciudad, cuyos residentes ven afectado su patrimonio cada año durante la temporada de lluvias.

Señalaron que las imágenes que han circulado por medio de las redes sociales en donde se observan el agua que brota de las alcantarillas, es prueba más que suficiente para que las autoridades reaccionen y elaboren un plan de emergencia que evite las inundaciones en esta parte de la ciudad.

Argumentaron que la mayor parte de los fraccionamientos y colonias ubicadas en el sur de Pachuca padecen esta misma situación en este periodo, sin que hasta el momento se presenten soluciones o se tenga al menos el interés de atender la demanda ciudadana.

Subrayaron la inconformidad de decenas de familias que ven afectadas en menor o mayor grado sus viviendas y pese a ello, su llamado se mantiene como una simple queja que puede ser atendida posteriormente o simplemente ignorada. «Para aquellas autoridades que en un momento dado nos dijeron que necesitaban pruebas fehacientes de las inundaciones, sólo basta revisar las redes sociales este fin de semana y darse cuenta del grado al que ha llegado el problema al que nos enfrentamos. No podemos exponer nuestro patrimonio de esa forma y que en este caso nadie tenga la culpa ni la obligación de intervenir ante tal situación». Revelaron los inconformes que de igual forma habitantes de fraccionamientos pertenecientes al Mineral de la Reforma y que se encuentran en el perímetro entre ambos municipios padecen la misma circunstancia año con año.

«Los municipios culpan a las constructoras que pusieron en pie  los fraccionamientos., las constructoras señalan a los gobiernos y es un círculo vicioso que no permite darnos una solución, porque el problema ahí está y lamentablemente no tenemos en la inmediatez una posible solución, en tanto, nos resta confiar en que las lluvias ya no se presentarán de forma intensa y estar atentos actuar con protocolos de emergencias familiares para afrontar este tipo de situaciones».