Revolucionar la MOVILIDAD EN HIDALGO 

– Aún falta mucho por hacer en la Secretaría de Movilidad, pero las primeras acciones se aplican y hay resultados de manera oportuna para los usuarios

TRANSPORTE PÚBLICO

Alberto Quintana

Una transformación de fondo en el transporte masivo y convencional, en la administración del gobernador Omar Fayad, puntualizó el secretario de Movilidad y Transporte (Semot): José Luis Guevara Muñoz.

“Las acciones y programas que se implementan en el transporte público del estado de Hidalgo son para ofrecer un servicio de calidad y calidez a la población de las distintas zonas”.

Guevara Muñoz destacó que se alcanzan las metas de acuerdo con los indicadores planteados y en breve será presentada la estrategia de movilidad que comprende el reordenamiento del transporte en el estado.

Como es el caso del Tuzobús: de movilidad sustentable, calidad y seguridad en el servicio, capacitación y certificación de los operadores del transporte público, así como fortalecimiento institucional.

Indicó el titular de la Semot que cada una de las acciones son para transformar y revolucionar la movilidad del transporte público y para ello participan los concesionarios y permisionarios.

En este contexto se determinaron otras decisiones de gran calado, como es la revocación e intervención del sistema de transporte masivo, Tuzobús, para otorgar un servicio que merecen los usuarios.

“La indicación del gobernador Omar Fayad es no escatimar los esfuerzos y recursos para atender, solucionar los problemas y asuntos que se registran en la empresa”.

Especificó que a pesar de que existan asuntos complejos y trascendentes jurídicos con los socios del Corredor Felipe Ángeles, empresa que operaba el Tuzobús, para buscar alternativas de solución.

Destacó que en la presente administración estatal se tiene una comunicación permanente con los concesionarios del transporte público, con una política de puertas abiertas en la secretaría.

Remarcó que a través de las audiencias públicas, impulsadas por el gobernador en las diversas zonas del estado, se reciben, atienden y solucionan los planteamientos de los transportistas.

La atención se realiza en las coordinaciones regionales del estado, para ello se modernizaron y mejoras tecnológicas para que los usuarios realicen sus trámites correspondientes.

Aclaró que aún falta mucho por hacer en la Secretaría de Movilidad, pero las primeras acciones se aplican y hay resultados de manera oportuna para los usuarios.

Guevara Muñoz especificó que los objetivos planteados tienen resultados positivos para no sólo resolver los problemas actuales, sino tener una perspectiva de futuro en el transporte.

“La transformación profunda que se hace en el servicio público de transporte se verá de forma paulatina, ya que es una indicación del gobernador Omar Fayad durante su administración”.

Es muy importante, continuó, que se ponga en marcha el programa de ordenamiento para alcanzar las metas programadas en la entidad, por lo tanto, el trabajo debe ser más intenso en la Semot.

Hasta el momento, reconoció, no se está en el lugar que se proyecta, por tanto, se deben tomar acciones que permitan llegar a las metas definidas en materia de transporte público.

“Con la política aplicada en la Semot, los concesionarios son más conscientes de la forma como prestan el servicio y con un marco normativo diferente al que se aplicaba en años anteriores”.

ESQUEMAS. Enfatizó que en Hidalgo se cuenta con una Ley de Movilidad y Transporte, además de que hay diálogo con los choferes que deben ofrecer un mejor servicio y los concesionarios deben estar en orden sus documentos para trabajar en la entidad.

Los operativos que se aplican en las diversas zonas del estado no son para sancionar a los transportistas, sino verificar que cuentan con los documentos y permisos vigentes.

El personal de la dependencia estatal inspecciona que las unidades estén en óptimas condiciones mecánicas, que los choferes cuenten con su licencia y tarjetón para trabajar.

Las sanciones que se aplican a los transportistas son con mano firme y con fundamento en la ley, ya no hay protegidos o consentidos en el servicio público como se tenía hace años.

Los transportistas que cometan irregularidades en el trasporte público se les aplican las sanciones y deben asumir las consecuencias de sus actos, porque así lo establece la ley estatal.

Las quejas que se hacen contra los trabajadores del servicio público se pueden ratificar a través del correo electrónico, las audiencias públicas permiten un mayor acercamiento con los usuarios.

Se hacen recorridos en las distintas rutas del servicio público, para verificar y constatar como es el trato de los chóferes con los usuarios y escuchar los comentarios que se hacen.

Las denuncias se reciben a través de las redes sociales, mismas que son atendidas de manera oportuna, lo que permite mayor confianza de la población en las autoridades del transporte.

El funcionario estatal destacó que el trabajo seguirá de manera continua con los operativos “sorpresa” en cada una de las zonas del estado, para que los usuarios reciban un servicio de calidad.