Alerta en Hidalgo ante posibles casos de trata

-Crecieron los anuncios en sitios web que ofrecen dinero a cambio de sexo

-Hay enganchadores que buscan a jovencitas como parte de extensas redes

CUIDAR PUBLICACIONES

Jocelyn Andrade

A través de redes sociales, usuarios denunciaron casos de presunta trata de personas, pues mediante anuncios de empleos para jóvenes de entre 17 y 21 años delincuentes tratan de enganchar a jovencitas, para que laboren con sexo casual para empresarios.

Mediante la página de Facebook “Empleos Pachuca” se solicitaba una chica de buena presentación de 17 a 21 años para trabajo eventual de cuatro horas diarias; sin embargo, al solicitar informes del empleo se les pregunta a las jóvenes si son de “mente abierta”, pues el trabajo consiste en sexoservicio casual.

Gabi, una joven de 18 años estudiante pidió informes, pues le interesaba un empleo de medio tiempo para obtener recursos extra para sus estudios; sin embargo, la respuesta del trabajo que se ofertaba fue: “asistente cariñosa de empresario. Nuestros clientes son personas serias y es seguro. Todo lo manejamos con cuidado. Básicamente sexo casual. Te interesa??” (sic.).

Asimismo la remuneración va desde los 800 hasta los 4 mil pesos semanales, dependiendo de las “cualidades” de la chica, pues todo depende de ellas y del tiempo que le dediquen, según afirma la respuesta que fue enviada por mensaje privado.

Como estos anuncios, en las mismas páginas y grupos de la red social se han denunciado otros casos; sin embargo, no hay denuncias formales ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo, por lo cual las autoridades exhortaron a iniciar las carpetas de investigación correspondientes para darles seguimiento.

 

ALERTAS. De acuerdo con la organización Sin Trata A.C., este delito es el segundo negocio ilegal más grande del mundo con la compra y venta de seres humanos y uno de los negocios más redituables.

En la actualidad los victimarios son muy difíciles de encontrar, las cifras exactas son complejas, pero se estima que sólo el 2 por ciento de las víctimas sobreviven a la trata de personas y de ese porcentaje se desconoce dónde están los victimarios.

Actualmente existen pocos casos de sentencias condenatorias en el mundo. Al respecto en México inició una ley en 2007 que fue reformada en 2012, se trata de una ley con más de 700 sentencias condenatorias, cifra que se calcula es mayor a todas las sentencias que se tienen señaladas en toda América Latina.

 

PRINCIPALES VÍCTIMAS. México es el primer país a escala mundial en distribución de pornografía infantil y existen muchos tipos de explotación, la sexual es la más alta en cifras, seguida del turismo sexual, explotación laboral, matrimonios forzados, tráfico de órganos y servidumbre doméstica.

La trata de personas con fines de explotación sexual es un problema que cada día se agrava más en México, bajo engaños y principalmente mediante las redes sociales, tanto hombres como mujeres caen en las garras de los delincuentes.

En México el 98 por ciento de las víctimas son niñas y mujeres. Los delincuentes se aprovechan de la inocencia de ellas para seducirlas o enamorarlas y después reclutarlas en las diferentes redes de prostitución.

Las redes sociales como Facebook son muy utilizadas por los delincuentes para buscar víctimas. De ahí la advertencia constante de las autoridades a saber siempre las verdaderas intenciones de quien está del otro lado del monitor.

El llamado “enganche” de menores de edad en las redes sociales, a decir de Teresa Ulloa, presidenta de una organización contra la trata de niñas y mujeres, ha aumentado al grado de que ya es un problema urgente que debe resolverse.

 

CNDH. Según cifras de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en México existen más de 16 mil niños y adolescentes sometidos a esclavitud sexual, de los cuales un número importante fue enganchado a través de internet.

Este medio le resulta muy conveniente al traficante por las facilidades que brinda; por ejemplo, la accesibilidad, la posibilidad de hacerse pasar por otra persona, de conocer gente de cualquier lugar del mundo y de interactuar con varias personas a la vez, valiéndose del anonimato.

Para capturar a sus víctimas, los tratantes utilizan las redes sociales, chats, buscadores de pareja y ofertas de trabajo en falsas agencias de modelos; por ejemplo, que les permiten obtener información para después contactarlas y posteriormente atraparlas y someterlas al tráfico ilegal de personas.

Los explotadores también usan la red para ofrecer al público como mercancía a las personas captadas, difundir y comercializar los materiales derivados de la trata, como la pornografía.

Además los pederastas y turistas sexuales utilizan internet para planear o concertar encuentros sexuales con personas que son explotadas.

De este modo internet ha pasado a formar parte del proceso de la trata, por lo que la CNDH insistió sobre todo a padres de familia y a adolescentes ser cautelosos ya sea con la supervisión para los primeros y el manejo de información y contactos con los segundos.