GRILLERÍAS

NI PARA CUANDO

El problema entre las comunidades de El Alberto, municipio de Ixmiquilpan, y La Misión, Chilcuautla, viene arrastrándose desde hace varios años. La balacera del domingo sólo es un evento más a la larga lista de incidentes entre habitantes de estas dos localidades que pelean por 11 predios. Originalmente eran 17 los terrenos que estaban en disputa y las autoridades agrarias fallaron a favor de Chilcuautla, pero los vecinos de El Alberto presionaron violentamente y consiguieron que el gobierno les pagara seis terrenos a sus vecinos y así quedarse con ellos. No fue posible “comprar” los otros 11 porque sus propietarios no tenía papeles, lo que inició un juicio que ya se resolvió y hoy que tienen los documentos y están dispuestos a vender, el gobierno les dice que ya no hay dinero. El problema es que ahora, con dinero o sin él, vecinos de El Alberto quieren las tierras y según los informes ya se acabó la paciencia por lo que podría haber nuevos conflictos armados.

 PELEA

Arrancó la feria anual de Ixmiquilpan, pero todos los comerciantes y expositores están a la expectativa porque ha sido tal la ola delictiva que no saben si habrá buena respuesta por parte de la población. La asistencia a los eventos, en otros tiempos, estaba garantizada, pero ante la evidente lucha por la plaza entre grupos del crimen organizado nadie sabe qué va a suceder. Por si no fuera suficiente el gran número de personas asesinadas en las últimas semanas, los comerciantes de la región se organizaron para atrapar y ajusticiar a quienes sean sorprendidos cometiendo algún ilícito, como pasó ayer en el tradicional tianguis de los lunes, cuando un grupo de personas detuvo a una supuesta ladrona y la obligó a caminar por la plaza central de Ixmiquilpan con una cartulina donde se leía “soy ratera”.