GRILLERÍAS

CONTINÚA

Este viernes el gobernador Omar Fayad acudirá a una nueva audiencia pública, ejercicio donde escucha de manera personal las necesidades de la población hidalguense y da respuesta a las mismas a través de las secretarías y organismos del estado, en esta ocasión visitará la región de San Felipe Orizatlán, donde de hecho ya hay una avanzada de funcionarios trabajando.

MAL

Nadie sabe qué sucede en el Congreso de Hidalgo pero no hay día en que no tengan problemas. La cosa se pone fea cuando los comunicados, boletines y toda clase de informes que hace la 64 Legislatura van plagados de errores ortográficos y uno se pregunta: ¿quién es el responsable? ¿Para eso se incrementaron el presupuesto? ¿Tendrán primaria terminada los autores de esos bodrios? Ayer salió un comunicado sobre la Consulta Indígena 2019 en el que se describían los pasos para participar con propuestas y opiniones. En el texto final decía: “adeherirte” y lo correcto es adherirte, pero es claro que nadie se dio cuenta y así lo publicaron.

AMENAZAS

Las amenazas a representantes de los medios de comunicación están a la orden del día, principalmente en redes sociales. Los problemas del Grupo Universidad hacen que sus simpatizantes vuelquen toda su creatividad en contra de comunicadores que no les son afines o que se atreven a cuestionar temas como la investigación a las cuentas de personajes ligados a esa institución que lleva a efecto la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda. Es evidente que ante la desesperación de los Sosa, se dio la orden de crear confusión y desestabilizar con amenazas un gremio que si bien no es heterogéneo sí trabaja libremente, al menos los que no dependen de la UAEH.

INVITADOS

Los organizadores de los recientes informes de los senadores hidalguenses se tomaron la molestia y el gasto de invitar a medios de comunicación de la Ciudad de México. Muchos de ellos llegaron desde un día antes y se hospedaron en un lujoso hotel de la Zona Plateada. Desafortunadamente, la injerencia del Grupo Universidad en el evento empañó la cobertura y todo el gasto y esfuerzo de logística no tuvo eco, ya que ni quien se enterara de lo que “informaron” los senadores.