ISSSTE alerta a no dejar desprotegidos a bebés 

-Leche materna es un antídoto natural, con evidencia científica para prevenir sobrepeso, diabetes y enfermedades cardiovasculares a largo plazo

PRIMEROS SEIS MESES DE VIDA

Jocelyn Andrade

Alertó el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) sobre la disminución de la lactancia materna entre las mujeres mexicanas, lo cual deja desprotegidos a los menores ya que su consumo exclusivo durante los primeros seis meses de vida y de manera complementaria hasta los dos años, es un antídoto natural, con evidencia científica para prevenir sobrepeso, obesidad, diabetes mellitus y enfermedades cardiovasculares a largo plazo.

De acuerdo con información de la institución, los infantes amamantados reducen riesgo de enfermedades respiratorias en 70 por ciento, diarreicas en 60 por ciento y entre 15 y 20 por ciento leucemias agudas en la infancia.

Los factores que contribuyen a inhibir la crianza de los bebés al seno materno, son: los estilos de vida actuales, la incorporación de la mujer a la población económicamente activa, falta de una buena técnica, falsos mitos y la disposición comercial de múltiples sucedáneos.

El Felipe Arreola Torres, subdelegado médico de la delegación del ISSSSTE, indicó que es primordial recuperar la sana práctica de la crianza al seno materno para prevenir males crónico-degenerativos y la obesidad en niños y adultos, que alcanza niveles preocupantes en el país.

Es un componente muy importante de salud preventiva, por lo que el Instituto se sumó a la Semana Mundial de la Lactancia Materna y en coordinación con el Sector Salud, impulsa una estrategia permanente para incrementar esta práctica en las mujeres madres, a través de los Comités de Lactancia de los hospitales y de 100 lactarios en centros de trabajo, subrayó.

Según los últimos reportes de la Encuesta Nacional de Dinámica Demográfica (Enadid), 91.4 por ciento de los nacidos vivos de 2009 a 2014, recibieron leche materna, pero sólo el 11 por ciento lo hizo de forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida, este periodo es el recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para recibir los beneficios de la lactancia.