Olor a gasolina activa la alarma

– Al menos cinco familias abandonaron sus hogares por sus medios y otras asistidas por personal de PC

JUANDHÓ, TETEPANGO

Ángel Hernández

Continúa el robo de hidrocarburo en ductos de Pemex en la región suroccidente de la entidad, con todos los riesgos que para la población civil que representa.

La madrugada de este domingo alrededor de la 1:10 horas, vecinos de la comunidad de Juandhó reportaron a cuerpos de seguridad y emergencia de Tetepango y estatales un intenso olor a gasolina y una nube de gases lo cual causó pánico entre los vecinos del lugar.

La alarma generó que al menos cinco familias abandonaran sus hogares por sus propios medios y otras asistidas por personal de Protección Civil de municipios aledaños como Tlahuelilpan.

Fueron trasladados hacia domicilios de familiares, esto aunque oficialmente no fue decretada la necesidad de evacuación.

La fuga por toma clandestina, que posteriormente se supo fue de gasolina, fue controlada cerca de las 3:30 horas de acuerdo con reportes de Pemex, aunque la toma fue sellada a las 9:20 de la mañana.

La actividad del huachicoleo continúa en la región sur de Hidalgo y en otras latitudes de la entidad, además del estado de Puebla, pese a los operativos y demás estrategias federales para inhibir el delito y al exhorto del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para no solapar el ilícito.

Sobre el tema, alcaldes de la región Tula, han dicho que a raíz de los dispositivos de seguridad federales y el reforzamiento de la vigilancia sobre los ductos de Pemex el huachicoleo disminuyó en casi un 90 por ciento, pese a ello han reconocido que todavía continúa.

El propio director de Pemex, Octavio Romero ha reconocido en entrevistas que el huachicol está en riesgo de repuntar.