Corte de agua potable por conflictos

Un aproximado de 67 habitantes de la comunidad de El Olivo, ubicada en la zona norte de Ixmiquilpan, padecen la suspensión del servicio de agua potable desde hace 12 semanas, derivado de un conflicto interno, que hasta la fecha no es resuelto por el alcalde, Pascual Charrez Pedraza.

Desde hace años, al interior de la localidad prevalecen diferencias entre habitantes, generando que incluso no puedan ponerse de acuerdo para elegir a un solo delegado que los represente.
Hoy la comunidad está divida, por un lado se encuentra el grupo comandado por Roberto Ortiz Pioquinto, delegado reconocido por el ayuntamiento, y otro más por Víctor Pérez Peña, quien se autonombró delegado independiente.
Según vecinos, ya suman casi tres meses que a seguidores del grupo de Pérez Peña les fue suspendido el servicio de agua potable bajo argumento de violar acuerdos internos y no apoyar en la rehabilitación del pozo.
En repetidas ocasiones se ha pedido la intervención de la asamblea municipal y del propio alcalde; sin embargo, de poco ha servido, debido a que señalan que el edil asumió una postura parcial en el conflicto, además de que el cabildo no sesiona, por lo que optaron por buscar otras alternativas.
El pasado 26 de junio abordaron el tema con Dirección de Gobernación del estado, la Dirección de Gobernación Municipal y la diputada local, Lucero Cruz Ambrosio; no obstante, tuvieron muy pocos avances para resolver este conflicto.
Por todo lo anterior es que varios vecinos de El Olivo continúan sin agua potable y esperan que las autoridades municipales resuelvan la problemática. (Hugo Cardón)