Respaldan blindaje

-Maratónica sesión del Consejo Estatal 

PADRÓN MORENISTA

Rosa Gabriela Porter

Los integrantes del Consejo Estatal de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) respaldaron que son necesarias las auditorías en el padrón de militantes que participarán en el proceso de renovación de dirigencias, con ello blindarlo de agentes ajenos al partido, confirmó el presidente, Andrés Caballero Zerón.

Con la presencia de Martín Sandoval Soto, secretario de Ideas y Valores Espirituales y Cívicos del Comité Ejecutivo Nacional, ayer celebraron maratónica sesión sin incidentes en el Consejo Estatal, donde aprobaron diversos acuerdos e informes de cara al proceso de renovación de la dirigencia y otros órganos.

Sobre las fechas y detalles de la convocatoria avalada de cara al III Congreso Nacional ordinario, a celebrarse los días 23 y 24 de noviembre en la Ciudad de México, el presidente hidalguense informó que apoyan la intención de auditar el listado de adeptos, a fin de procurar que solamente participen afiliados registrados hasta el 20 de noviembre del 2017.

«Los consejeros manifestaron que realmente haya una auditoría al padrón del partido, que no vayan a darse situaciones a gente que no fue afiliada antes del 20 de noviembre del 2017 pues vaya aparecer en el padrón del partido para las asambleas que se van efectuar el próximo 27 de octubre en Hidalgo; que no se permita la intromisión de ningún ente ajeno al partido».

El CEN de Morena concedió la valoración del padrón de militantes hacia una empresa auditora, la cual remitirá la información al Instituto Nacional Electoral (INE).

De acuerdo con el edicto, las siete sedes distritales en Hidalgo serán el 27 de octubre donde elegirán a cinco hombres y cinco mujeres, respectivamente, quienes formarán parte del organismo cupular colegiado, finalmente, el 10 de noviembre seleccionarán a los nuevos presidente y secretarios de Morena.

Descartan a quienes desempeñen un cargo de elección popular, servidores públicos de la administración de los tres órdenes de gobierno federal, estatal o municipal que tengan responsabilidad de mandos medios o superiores, adjuntos y homólogos o su equivalente, salvo que pidan licencia o renuncien.