Encuentro

Juan José Herrera

Para los amantes del futurismo político es más que claro el camino que inició ya la hoy secretaria general del CEN del PRI, Carolina Viggiano, rumbo a procesos electorales venideros en Hidalgo.

Acostumbrada a enviar diversos mensajes, dentro y fuera de la entidad, Viggiano es recordada más que por su trayectoria política por su cercanía con personajes del poder.

Sin embargo, dichos mensajes resultan a veces contraproducentes, pues levantan el velo de los rumores y las posibilidades, aunque la distancia sea mucha.

La reciente reunión que sostuvo con el presidente de la Junta de Gobierno del Congreso local, es una muestra de lo anterior, pues, por un lado, pateó el avispero del cual pendía la aparente calma del Grupo Universidad, tras las acusaciones de lavado de dinero y sus respectivas cuentas en Suiza.

Y por otro que ya se sientan bases, o cuando menos diálogos, para la posible búsqueda de posiciones y redes que sirvan en un futuro no muy lejano, digamos en unos tres años, para las impacientes aspiraciones.

En apariencia, podría pensarse incluso en la desesperación con que el presidente del Patronato de la UAEH, Gerardo Sosa, mueve sus hilos de obediencia, representados hasta hoy en un más que dócil Ricardo Baptista, para no caer. La presencia de la abogada Karla Pratt en dicho encuentro ex profeso en un restaurante de la Ciudad de México, puede ser un adelanto al tema jurídico que de un momento a otro podría pesar sobre el exrector desde la propia Secretaría de Hacienda; amén de la evidente imposición de un auditor externo desde la propia federación para aclarar el tema de los dineros.

Con ello encima queda preguntar: ¿de verdad beneficia a Viggiano esta cercanía con uno de los cotos más vapuleados de los últimos años? ¿Qué busca Baptista (es decir, Sosa) si de por sí el PRI carece de credibilidad y Morena anda en las mismas? ¿A quién perjudica o beneficia este encuentro? El tiempo lo dirá.

 

      Twitter: @juanjo_herrerap