GUADALUPE ORONA

Fiel a su estilo, la lideresa de la moribunda Antorcha Campesina envió a sus desnutridas huestes para causar estragos en la sede del Palacio de Gobierno. Al parecer Orona Urías no logra comprender que son precisamente esos excesos los que hoy tienen tan desprestigiados a dichos grupos en México.