Guerra y paz

David Edmundo López García

Primero de septiembre de 2019, se cumplen 80 años del inicio de la Segunda Guerra Mundial, o la continuación de la “Gran Guerra”, de acuerdo con la óptica de algunos.

80 años han transcurrido y con notoriedad podemos ver que el escenario internacional y social pareciera verse de nuevo igual que a finales de la década de los años 30 del siglo pasado.

Irónicamente han transcurrido también 30 años de la reunificación de Alemania, extinguiendo con ello, en apariencia, la “Guerra Fría”.

Los nacionalismos radicales y la xenofobia nuevamente son palpables, aunque en escenarios geográficos opuestos a lo visto el siglo pasado. Hoy tenemos a los Estados Unidos de Norteamérica, que se jactan aún de ser el “ejemplo” de las libertades civiles y la democracia, convertida en una sociedad xenofóbica, cuyo gobierno es sin duda neonazi, nos guste o no el término y la comparación.

Gobierno también caracterizado por estar plagado de palabras de odio y ánimo de desafío. La calma y atmosfera de paz mundial que surgió tras el colapso de la Unión Soviética y el bloque socialista, de igual manera, parece estarse desvaneciendo, como si todo hubiera sido una ilusión pasajera.

Tal parece que la nación insignia de la Libertad y la Democracia no le sienta bien un mundo, sin su antiguo adversario, siendo irónico el hecho de que el siglo pasado el pretexto o justificación lo era la oposición y choque ideológico y económico entre oriente y occidente, ¿y ahora qué?; con una Federación Rusa sin una ideología política abiertamente opuesta a la democracia norteamericana, ¿cuál es el pretexto o justificación para buscar nuevamente la confrontación? Más aún, ¿es necesario buscar la confrontación con el único gigante comunista en el mundo?

Nuevamente se vislumbra el mismo error de hace 80 años, buscar librar una guerra en dos frentes, confiando en las capacidades tecnológicas y militares. Lo único que nos queda es esperar que la historia no se repita. (Agradezco a Radamanthys su colaboración para elaborar esta columna).