Preocupante la problemática derivada de rellenos sanitarios

-Afirmó María Luisa Pérez que no se trata sólo de clausurar estos espacios

-Sino de buscar soluciones conjuntas, tal y como demanda la reglamentación

CUMPLEN CICLOS

Rosa Gabriela Porter

Preocupa el tema de los rellenos sanitarios, su vida útil y la disposición final de desechos sólidos, así como apoyar a los presidentes municipales en solucionar esta problemática social y de impacto ecológico, ya sea con recursos o respaldo en proyectos para el tratamiento de basura, sostuvo la presidenta de la Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático en la LXIV Legislatura, María Luisa Pérez Perusquía.

Reiteradamente pobladores de diferentes regiones del estado manifiestan su inconformidad por los inconvenientes que provocan los tiraderos de basura o rellenos sanitarios, principalmente por las afectaciones al medio ambiente, la fauna nociva, la cercanía con desarrollos habitacionales, entre otros riesgos de salubridad.

En Hidalgo los 18 rellenos sanitarios regionales, 47 tiraderos a cielo abierto y dos estaciones de transferencia, disponen de más de 2 mil 200 toneladas de residuos por día, por ello la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo (Semarnath) continuamente vigila que todos estos centros cumplan con la normativa, en caso de omisiones procede a la clausura de estos lugares.

Sin embargo, las presidencias municipales también reconocen que la situación es grave y requieren de recursos para atender la problemática, pues en algunos casos hay saturación de estos espacios, falta de dinero etiquetado o inversión para consolidar estos proyectos.

Cuestionada sobre este tema, la diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) enfatizó que este problema preocupa a la LXIV Legislatura y hay completa disposición para dialogar con alcaldes y dependencias, con el objetivo de abonar en soluciones.

“Es un tema que nos preocupa a todos porque afecta en mayor o menor medida a los 84 municipios, hay quienes tienen todavía tiradero a cielo abierto, lo cual es imposible y deben clausurarse y en eso está la Semarnath, en breve estarán clausurados todos, pero también no se trata sólo de clausurar, el tema es qué sigue, en dónde se dispondrán esos residuos sólidos”.

Señaló que existe la intención por parte de la secretaría estatal de impulsar diferentes proyectos, como plantas de separación y trituración de residuos, otras de generación de biomasa residual, entre otras.

“Es un tema que bien se puede decir se ha ido dejando a través de las administraciones municipales, precisamente por su dificultad, pero estamos llegando a un punto, afortunadamente, en donde cada vez hay mayor conciencia ambiental, cada vez hay mayor preocupación por no dejar expuestos los residuos sólidos urbanos y que estén contaminando el aire, la tierra, agua, entonces lo que nosotros queremos hacer desde la comisión y Legislatura es estar cercanos a los presidentes municipales y sus preocupaciones, ver hasta dónde es posible que la propia Legislatura apoye en el presupuesto 2020”.

Explicó que para impulsar la construcción de plantas tratadoras en las regiones es necesaria la inversión y eventualmente recuperar esos montos, pues implican diversos factores como el traslado, predios para su edificación, particularidades de las demarcaciones y disposiciones técnicas.

“La intención es no soltar el tema, sentimos que a través del tiempo y administraciones municipales lo asumen y reconocen como problemático, pero justamente por ese grado de dificultad terminan dejándolo y lo heredan a las siguientes administraciones municipales y es un cuento de no acabar, hasta el grado de tener municipios donde les van a cerrar el tiradero”.

 

SITUACIÓN. La Unidad de Transparencia del Poder Ejecutivo informó sobre la situación de estos espacios en los municipios, aquellas que mantienen vida útil, números de tiraderos clausurados, toneladas por día y ubicación.

Los rellenos sanitarios son el espacio donde depositan residuos sólidos de una ciudad después de recibir determinados tratamientos, la intención es almacenar la basura y se cubren con ciertos materiales; por ejemplo, arcilla o hule polietileno con características específicas, sobre todo para controlar olores y gases.

En la entidad son 18 de este tipo, de los cuales clausuraron por término de vida útil únicamente el de Tula de Allende, además la Semarnath informó que el de Pachuca ya agotó su lapso, cabe mencionar que en los próximos dos años concluirán su vigencia en Huehuetla, Villa de Tezontepec, Huichapan, Francisco I. Madero, Tepeji, Chilcuautla, Tlanalapa, Tasquillo, Tetepango, San Agustín Metzquititlán y Chapantongo.

Estos lugares captan un total de mil 262.21 toneladas de residuos sólidos por día.