Dispone la PGJEH nuevas unidades de investigación

-Con el objetivo de recabar y analizar toda información para los casos relacionados con grupos delincuenciales

SEGUIMIENTO INFORMÁTICO

Jocelyn Andrade

Creó la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) la Unidad de Inteligencia Patrimonial y Económica, así como la Unidad de Investigación Cibernética e Inteligencia Policial.

Según los decretos publicados en el periódico oficial del estado, la Unidad de Inteligencia Patrimonial y Económica tiene la finalidad de establecer un sistema que permita la obtención de toda la información patrimonial, fiscal y económica existente, en diversas instancias locales o federales y su transformación en material de inteligencia, con la finalidad de combatir las estructuras patrimoniales y económicas de la delincuencia.

Las atribuciones de esta área serán: generar, recabar, analizar y consolidar información fiscal, patrimonial, económica o financiera relacionada con conductas que pudieran estar vinculadas con la comisión de algún delito, emitir lineamientos para clasificar y jerarquizar, por niveles de riesgo, la información que obtenga, diseñar y establecer métodos y procedimientos de recolección, procesamiento, análisis y clasificación de la información fiscal, patrimonial, económica o financiera que obtenga, entre otras.

En tanto, la Unidad de Investigación Cibernética e Inteligencia Policial deberá realizar las acciones policiales que apoyen las investigaciones relacionadas con medios electrónicos y tecnologías de la información y comunicación.

Asimismo, tendrá la facultad de realizar el monitoreo de la red pública de internet, para la identificación de conductas delictivas relacionadas con las denuncias e investigaciones cibernéticas de la institución, en apoyo de las áreas sustantivas y podrá operar laboratorios de electrónica, informática, comunicaciones y aquellos que resulten indispensables para la investigación y persecución de los hechos con características de delito.

La unidad también establecerá los mecanismos de colaboración con organismos y autoridades relacionados con la investigación de delitos cometidos a través de medios cibernéticos o digitales, redes sociales y del uso de las tecnologías en los diferentes procesos de investigación.