Evitar confrontaciones

– Invitación para solucionar la problemática de salubridad generada por la fosa séptica de la comunidad de Tlamaco, ubicada en territorio de Atitalaquia, pero que da servicio a Atotonilco

ACENTOS

Redacción

La alcaldesa de Atitalaquia, María Antonieta Jiménez Herrrera, llamó a su homólogo de Atotonilco, Raúl López Ramírez, a no generar confrontaciones entre municipios luego de conocer la negativa del ayuntamiento atotonilquense para solucionar la problemática de salubridad generada por la fosa séptica de la comunidad de Tlamaco, ubicada en territorio de Atitalaquia, pero que da servicio a Atotonilco.

La presidenta municipal dijo en entrevista que la infraestructura sanitaria que brinda servicio a Atotonilco es causa de gran inconformidad para sus gobernados, que tienen que aguantar malos olores y presencia de fauna nociva en su localidad.

De hecho, indicó, hace tres semanas pobladores de Tlamaco acudieron a la alcaldía para manifestar su descontento por la demora en atender la problemática por parte del municipio.

Sin embargo, María Antonieta Herrera, deslindó a su gobierno del tema y dijo que el municipio de Atotonilco tiene que poner remedio a la situación, “porque ellos son los causantes del problema”.

Dijo que si bien la fosa está en territorio de Atitalaquia, da servicio a Atotonilco y por lo tanto a ellos les corresponde poner solución.

Aún con ello, se sabe que Atotonilco de Tula no tiene un proyecto para remediar la problemática, y de hecho, el alcalde Raúl López Ramírez aseveró en el marco de la sexagésima séptima sesión extraordinaria de Cabildo que el ayuntamiento carece de recursos para ponerle fin a la problemática.

Indicó que Atotonilco tiene un conflicto similar en cinco comunidades, pero que no hay presupuesto para solucionarla, y aseveró que si no arreglan la casa, menos van a ir a otro municipio a arreglarles la vida porque no hay dinero.