Espacio para parientes de los fallecidos, en memorial

– Podrán familiares decidir si descansan junto a seres queridos

– Contempla construcción de este mausoleo 200 sitios para los restos

EXPLOSIÓN

Ángel Hernández

Al morir, los familiares de las 137 víctimas de la explosión del ducto de Pemex –el 18 de enero– en la comunidad San Primitivo, podrán decidir si descansan junto a sus seres queridos, comentó Lucia Hernández Reyes, responsable del seguimiento para la construcción del memorial en honor a los caídos.

En entrevista, señaló que el proyecto para el mausoleo contará con 200 espacios donde se depositarán las pertenencias de los difuntos y añadió que los 63 lugares adicionales serán para los familiares que determinen pasar la eternidad en el lugar donde fallecieron sus seres queridos (la zona cero).

Sobre el mausoleo, indicó que tendrá forma de semicirculo, “como una especie de capilla abierta”, donde habrá un espacio para oración y áreas de descanso, jardineras y un estacionamiento, que se habilitarán en una franja de 25 por 130 metros lineales.

En torno a las cerca de 30 capillas que ya se construyeron en la zona cero adelantó que no se demolerán puesto que quedarán en la periferia de la construcción principal además de que se pretende respetar el dolor de las personas que las edificaron y la memoria de los fallecidos.

Además reveló que los planos del memorial estuvieron a cargo de Octavio Buitrón Reyes, y que la construcción del mausoleo empezará tan pronto quede se entreguen las escrituras de la zona cero, que de acuerdo con la federación pudiera ser esta semana.

Por último descartó que una vez que se concrete el memorial no concluye la etapa de duelo, sino que es sólo una fase más de la tragedia.