Tumban propuesta de Garnica

-Ya no procedió en la sesión el dictamen para declarar las peleas de gallos como patrimonio

INCONGRUENCIAS

Rosa Gabriela Porter

Bajaron de la sesión ordinaria del Congreso local el dictamen que declaraba las peleas de gallos como patrimonio cultural inmaterial en Hidalgo, tras reuniones entre el diputado promotor de la iniciativa, Rafael Garnica, con representantes de grupos contrarios al maltrato animal.

Según Ángel Morales García, vicepresidente de Biofutura A.C., en caso de que el Congreso apruebe dicho decreto solicitarán al gobernador Omar Fayad vetar esta disposición, debido a que existen planteamientos técnicos, sociales, culturales y filosóficos que consideran esta actividad como una “aberración”.

Pese a que la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales de la LXIV Legislatura aprobó recientemente el decreto que establece las peleas de gallos como patrimonio cultural inmaterial, además de que eventualmente lo someterían al pleno este jueves, finalmente eliminaron tal dictamen de la sesión ordinaria.

Integrantes de diferentes agrupaciones protectoras de animales acudieron al Congreso para manifestarse contra la propuesta que formalizó en 2018 el diputado de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Rafael Garnica, la cual sustenta que el combate de aves es una actividad cultural, que genera empleos e incentiva la economía.

Luego del encuentro entre diputados con inconformes, quitaron del orden del día el tema, aparentemente para integrar diversas justificaciones de tipo social, jurídico y filosófico.

“Les entregamos a todos los diputados un análisis jurídico, social y filosófico del porqué las peleas de gallos son una aberración, esperamos que el diputado Garnica cumpla con los acuerdos, que tenga elementos científicos y luego deducirlo, debe tener en cuenta la voz del pueblo y si gritamos que estamos en contra del maltrato animal, debemos ser congruentes”.

El vicepresidente de Biofutura A.C., agregó que en caso de que el Poder Legislativo ignore sus posicionamientos, recurrirán al gobernador para que ejerza su derecho de veto del mencionado decreto, además de que promoverían un amparo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.