Reclaman criadores tibieza del Congreso

Milton Cortés 

Ante la polémica surgida por la declaratoria de peleas de gallos como patrimonio inmaterial en Hidalgo, galleros lamentaron la falta de capacidad legislativa para abordar el tema.

Carlos María Licona, criador de gallos de pelea desde hace más de 30 años, argumentó que el desconocimiento de la actividad como fuente de trabajo e ingresos impidió el desahogo de la forma adecuada desde el Poder Legislativo.

Expresó que para quienes dependen de esta actividad en Hidalgo, una declaratoria como tal garantizaría una fuente importante de empleo.

“El respeto para quienes piensan distinto a nosotros se mantendrá siempre, pero todos esos grupos defensores de animales no cuentan con argumentos suficientes para impedir una declaratoria y mucho menos para evitar que no se presente una continuidad a una intención tan importante”.

Al referirse a grupos ambientalistas que intervinieron para que en todo el país broten manifestaciones en contra de las peleas de gallos y otras actividades con animales de por medio, afirmó que merecen respeto, pero el respeto debe ser mutuo.

“Para todo desacuerdo o apreciación distinta debe haber partes respetuosas, si estoy inconforme con una actividad y voy a protestar para cancelarla o que no se lleve a cabo debo contar con argumentos suficientes para exponer mi punto de vista y creemos que no todos los manifestantes en contra de las peleas de gallos conocen la actividad”.