Casi 2.5 mdp de mantenimiento vehicular

INDICIOS Reconocen diputados que es bastante dinero el que destina el Congreso para reparaciones de las unidades móviles, por lo que no descartan estudiar otras opciones

Rosa Gabriela Porter

Erogó el Poder Legislativo más de 2.5 millones de pesos durante 2018 y el primer semestre de 2019 en mantenimiento o reparaciones de 41 unidades móviles, 29 de ellas asignadas a diputados locales, por ello algunos parlamentarios reconocieron que sí es necesario analizar una renovación de parque vehicular o considerar otro tipo de arrendamiento para no derrochar tanto dinero en el rubro mencionado.

La Crónica de Hoy en Hidalgo verificó la información otorgada por la Unidad de Transparencia que pormenoriza el servicio, observaciones, kilometraje, fechas e importe de lo que realizaron a los coches o camionetas, actualizado al primer semestre de 2019, en su mayoría de la marca GOL VW Trendline de 2012, tres Amarok de 2011 y del mismo año también otros tres Tsuru, de igual forma, otras unidades que datan de 1998, 2005, 2013, 2014 y 2015.

En total, el Poder Legislativo destinó en 2018 y primer semestre de 2019: 2 millones 393 mil 376.35 pesos, relativos a los coches que asignaron a personal de servicios generales, presidencia y otros funcionarios, 537 mil 760.1 pesos y en cuanto a los vehículos de los 29 diputados, un millón 855 mil 616.25 pesos.

Además, en los documentos destacan que en el último año, 14 de las unidades designadas a igual número de diputados detallan pagos superiores a los 45 mil pesos en diferentes servicios como afinación, frenos, reparaciones diversas, fallas eléctricas, cambios luces o hules, ajustes de motor, entre otros.

En el caso de los otros 16 carros determinados a los representantes populares, las reparaciones no superaban los 50 mil pesos durante el lapso citado.

Sin embargo, hubo casos específicos en donde los importes fueron elevados, por ejemplo, las tres camiones Amarok, designadas a los coordinadores parlamentarios; la unidad del panista, Asael Hernández Cerón, tuvo reparaciones superiores a los 55 mil pesos el año pasado; de Jajaira Aceves Calva, de Encuentro Social (PES), con montos que oscilan en más 170 mil pesos o de la representante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), María Luisa Pérez Perusquía, el cual reportó un servicio por hules de puertas y luces en general por una cifra de 169 mil 929 pesos.

Lo mismo en los casos de Tatiana Ángeles Moreno o Rosalba Calva García, de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), que sobrepasan los 70 mil pesos en manutención, respectivamente, también, Armando Quitanar Trejo con casi 100 mil pesos.

El GOL Trendline de Claudia Lilia Luna Islas, de Acción Nacional (PAN), muestra un importe de 22 mil 852 por servicio de reparación de cabeza de motor, baleros traseros, bujes, entre otros, que refiere al 5 de abril de 2019, así como otro cambio de cuerpo de aceleración por 69 mil pesos, apenas el 2 de mayo de este año.

Del automotor del presidente de la Junta de Gobierno, Ricardo Baptista González, la bitácora indica un total de 125 mil 224.09 pesos, que datan de marzo 2018 hasta mayo del 2019, recalca que en este semestre tuvo arreglos al menos en cinco ocasiones.

De igual forma, la solicitud de información con número 00499519 especifica que los vehículos asignados a los trabajadores del Congreso, refiere a más 45 mil pesos en el periodo mencionado para cuatro unidades, aunque destaca una VW Pasajeros del año 2012, la cual suma 147 mil pesos por manutención.

Finalmente, de las 7 unidades restantes, son erogaciones menores a los 50 mil pesos, respectivamente. 

 

RECONOCEN DISPENDIO.Sobre el tema, algunos diputados reconocieron que es bastante dinero el que destina el Congreso para reparaciones de las unidades móviles, por lo que no descartan estudiar otras opciones.

El diputado de Morena, Víctor Guerrero Trejo, dijo que la situación es compleja por el dinero que significa para el Poder Legislativo reparar toda la flotilla de vehículos, en algunos casos año con año, sin embargo, es necesario conocer la postura de los integrantes de la LXIV Legislatura.

“Los vehículos que se tienen son de modelos anteriores y el mantenimiento es muy costoso, en ese sentido, sería más eficiente estar licitando o arrendando vehículos en mejores condiciones, al final es una decisión de los diputados y debemos respetar lo que comenten, pero si es una constante que desde el punto de vista particular si es más caro el mantenimiento de un vehículo usado a uno reciente.

La diputada priista, María Luisa Pérez Perusquía, rechazó conocer el gasto preciso que destina el Congreso para el citado concepto, ya que en la Junta de la Gobierno hasta ahora no trataron el tema presupuestal.  

“Desconozco la cantidad asignada al rubro porque nosotros no hemos tenido ningún tipo de reunión en ese sentido, en la Junta de Gobierno no se ha tocado un solo tema presupuestal, hemos pedido y querido conocer en que se ha gastado, en cuales rubros y con cuales prioridades”.

Refirió que insistirán en dialogar sobre los parámetros del presupuesto, en específico relativo a los precios por ajustes de vehículos, pero aclaró que en este momento no existe una propuesta formal para contemplar otras formas de ahorro por este dispendio.

Areli Maya Monzalvo, presidente de la mesa directiva, consideró que entre todos los diputados es viable comparar los costos que representa este tipo de servicios de mantenimiento.

“Creo que es una cuestión de hacer números, ver que tan redituable es seguir dándoles mantenimiento o crear pues algún otro procedimiento para que se recupere algo de dinero y en su momento ver que tan factible es contar con el presupuesto que se requiere para poder cambiar las unidades”.

 

UN POCO DE HISTORIA. En la LXII Legislatura, que presidía en su momento el priista, Ernesto Gil Elorduy, optaron por la adquisición de vehículos mediante contrato de renta, tasado en ese momento en la cantidad de 180 mil pesos durante 24 meses, incluso con opción a compra por parte de los diputados a finales de su gestión.

Sin embargo, en ese momento el Congreso tenía una flotilla de 36 carros, siete utilitarios que también estaban al servicio de las comisiones legislativas, presididas por alguno de los diputados.

 

 

AÑO

GASTO POR MANTENIMIENTO VEHICULAR

2016

$491, 449.49

2017

$1, 264, 237.3

2018- primer semestre 2019

$ 2, 393, 376.35