Oposición a reformas para pueblos indígenas

-Omitieron voto PRI, PAN y PES respecto a cambios, al argumentar que primero debe conocerse postura

NUEVE ABSTENCIONES

Rosa Gabriela Porter

Pese a que las recientes reformas a la Ley de Derechos y Cultura Indígena para Hidalgo pretenden la obligatoriedad por parte de autoridades estatales y municipales para consultar a comunidades autóctonas, respecto a proyectos de obra pública o programas, nueve diputados de oposición se abstuvieron del dictamen, bajo argumento de que antes de avalar cambios es necesario conocer la postura del sector.

Con 16 votos a favor y nueve en abstención de legisladores emanados de Partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y Encuentro Social (PES), avalaron el dictamen sobre proyecto de decreto que reformó los artículos 12, 16, 20 y adicionó la fracción III del 14, así como un párrafo en el 15 y 12 BIS respecto a la citada normativa.

La propuesta de la diputada de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Lucero Ambrocio, que data de noviembre de 2018, refiere permutas en la ley para que población indígena sea consultada sobre cualquier proyecto de inversión pública o privada, sin que exista cohesión, intimidación o manipulación.

Aunque la normativa ya menciona lo relativo a consultas, la representante de Ixmiquilpan reconoció que actualmente ninguna autoridad realiza este tipo de actos.

Por ello el pleno de la LXIV Legislatura aprobó por mayoría de votos diferentes cambios para fortalecer aspectos regulatorios de la consulta indígena, mediante creación de protocolos para efectuar esta actividad culturalmente adecuada, informada, previa y de buena fe, asimismo estableció la obligatoriedad para que sea vinculante.

“Tratándose de inversiones privadas que sean susceptibles de afectar a los pueblos originarios, los actos de la autoridad relativos también serán objeto de consulta”, abundó el dictamen.

Eliminó el término rural e incluyó jornadas de información preliminar, además, enfatizó que los temas excluidos de consulta son de índole fiscal, presupuestaria, hacendaria o reconocimiento de derechos humanos.

En el debate del proyecto de decreto la diputada del PRI, Adela Pérez Espinoza, argumentó que antes de que el Congreso apruebe cualquier ley o acuerdo es necesario consultar a los pueblos y comunidades, por ello tanto la bancada “tricolor” como panistas y del PES optaron por abstenerse.