Aumenta ola de violencia y acongoja a los vecinos

EJECUCIONES

Externaron residentes de Tula su preocupación ante nueva ola de delitos de alto impacto que impacta al municipio, donde desapariciones y homicidios de personas de trabajo ya son comunes, demandaron a autoridades competentes tomar cartas en el asunto y “no salirse por la tangente”, al comentar que todo marcha bien.

Declarantes, encabezados por Antonio Barrera Zamudio, expusieron que septiembre cerró con cinco desapariciones de vecinos del municipio y comentaron que de ellos supieron que dos aparecieron muertos, una mujer lesionada y otra en malas condiciones físicas, mientras que un hombre todavía no aparece, además de tres homicidios.

Indicaron que octubre los recibió con el asalto a una tienda departamental ubicada en céntrica plaza comercial, lo que les pareció increíble, puesto que aún las áreas más transitadas del municipio no tienen vigilancia.

Agregaron que se informaron a través de las redes sociales que un vecino de la segunda sección de El Llano fue baleado en su propio domicilio, aparte de que hubo otro ejecutado sobre la carretera Tula a Tepetitlán, a la altura de la comunidad de Santa Ana Ahuehuepan. (Ángel Hernández)