Sin descartar llegada de una mujer a coordinación

-Anticipó diputado Guerrero que tocaría a una compañera este ejercicio

-De hecho desde la vez pasada tuvo que asumirse así, pero no se logró

BANCADA MORENA

Rosa Gabriela Porter

Posible que una mujer asuma la coordinación parlamentaria de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), pero habrá que analizar perfectamente el perfil, pues requiere consensos al interior de la bancada y hacia afuera en un aspecto político, sostuvo el diputado, Víctor Guerrero Trejo, quien enfatizó que la rotación de la presidencia en la Junta de Gobierno dependerá de lo que tentativamente voten integrantes de la LXIV Legislatura.

El cambio del coordinador de bancada “morenista” es inminente, para ello definirán una terna de diputados y eventualmente decidirán por el personaje más apto.

Al respecto, el diputado por el Distrito de Zimapán celebró que Ricardo Baptista respete los plazos al frente de la coordinación, además de no descartar la posibilidad de que sea una mujer quien encabece los trabajos parlamentarios.

“Tenía que ser mujer desde la vez pasada, por equidad de género, entonces en esta ocasión debemos tomarlo en cuenta, hay que ver bien el perfil, el coordinador debe tener consenso adentro pero también hacia fuera, porque es un trabajo político, es una Junta de Coordinación Política”.

Aclaró que todos tienen igual oportunidad, aunque en la reunión con integrantes del Consejo Estatal sugirieron un perfil ajeno al Grupo Universidad.

Cuestionado sobre la intención de coordinar al grupo legislativo, Guerrero Trejo afirmó que no es obsesión, pero tampoco se descarta.

“No estoy obsesionado ni tampoco es mi objetivo, tengo mucho trabajo en mi comisión y en mi distrito, pero si los compañeros del partido me brindan la oportunidad, pues adelante, le entramos ¿porque no?”.

Finalmente, respecto a la intención de Morena para mantenerse en la Junta de Gobierno por el resto del periodo, insistió en que esas reformas a la Ley Orgánica del Poder Legislativo todavía no se votan en el pleno del Congreso, por lo que es necesario respetar los procesos de análisis, discusión y aprobación.