Decálogo de acciones para optimizar así la vigilancia, Tula

BASES

Ángel Hernández

Para mejorar el grave escenario de inseguridad que priva en Tula, que incluye robos patrimoniales, asaltos a transeúntes y a negocios a plena luz del día por parte de hombres encapuchados y que portan armas de fuego, ayer, en sesión de cabildo, el regidor Juan Francisco Lugo Hernández presentó un decálogo de acciones para mejorar la vigilancia en la ciudad y así erradicar los delitos.

El compendio de diez acciones contempla entre otras cosas el prohibir el polarizado, regular a los franeleros del centro de la ciudad así como la presencia de migrantes que cruzan por la demarcación, tener intervención sobre las personas que piden limosna en los cruceros, asegurarse que los policías tengan acreditados sus controles de confianza.

Además de la compra de radios para los uniformados para generar mejor comunicación entre éstos, reactivar los módulos de seguridad existentes en seis diferentes colonias y comunidades de la demarcación, mejorar la coordinación con la Guardia Nacional y demás fuerzas de seguridad federales con presencia en el municipio, ofrecer alternativas de recreación, y capacitar a los policías de tránsito.

También para mejorar la problemática de inseguridad y en el marco de la sexagésima novena sesión ordinaria de Cabildo, la regidora Guadalupe Peña Hernández habló de la necesidad de crear un grupo de coordinación interdisciplinaria entre áreas del gobierno municipal para no dejar toda la responsabilidad a la Secretaría de Seguridad Pública.

Señaló que en el grupo interdisciplinario podrían intervenir direcciones como Salud, Comunicación Social, Educación, Instituto de la Juventud, Deporte, además de áreas como el DIF y Sippina, además de ser necesaria la participación de la comisión de Seguridad Pública de la Asamblea y la SSP.