Ni para atrás ni para adelante

– Inconformidades sociales que persisten respecto al gasoducto

TUXPAN-TULA

Ángel Hernández

Confirmó el director de Gobernación en la región Tula, Gonzalo Hernández García, que por las inconformidades sociales que persisten en la población respecto al gasoducto Tuxpan-Tula de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la obra federal sigue detenida y dijo que no hay ni para cuándo retomar las negociaciones con gente de las comunidades y ejidatarios opositores.

El servidor público estatal indicó que en el caso del gasoducto Tuxpan – Tula, las comunidades donde impiden siga el proyecto son Iturbe, así como  ejidatarios de Tula, Xitejé y San Francisco Bojay.

Detalló que en los cuatro casos, tanto habitantes y labriegos pretenden conseguir beneficios para sus respectivas localidades, además de que quieren que se les indemnice por el derecho de vía del gasoducto, pero admitió que todavía no llegan a acuerdos con la empresa TransCanadá, que tiene a cargo la obra.

Señaló que hay buena disposición de la firma transnacional para alcanzar algún tipo de acuerdo para continuar con el proyecto, sin embargo aseveró que hasta ahora la parte civil es la que no quiere dialogar.

El pasado 27 de agosto, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, anunció en conferencia de prensa que en breve se reanudaría la introducción de los distintos gasoductos que se construyen alrededor del país después de haber llegado a un acuerdo con las empresas Carso, Ienova y TC Energy.

Las demandas de la población y ejidatarios incluyen donación de terrenos y pretensiones económicas.

Gonzalo Hernández admitió que no hay fecha para el reinicio del dialogo entre las partes implicadas, aunque afirmó que hay buena disposición de TransCanadá para cumplir las exisgencias.