RICARDO BAPTISTA

Demuestra el cabecilla de los llamados “dipuporros” que no le alcanza el discurso ni la voluntad política para llevar las riendas del Congreso local, pues ayer Baptista González por más que intentó exhibir al titular de Políticas Públicas terminó exhibiéndose a sí mismo como poco conocedor de los protocolos legislativos.