PABLO SALAZAR

Aparte del incumplimiento de promesas a sus representados, el alcalde de Tlanchinol está inmerso en señalamientos graves por su presunta participación en una riña donde perdió la vida una persona. Debe Salazar Hernández aclarar el tema, antes de que sea demasiado tarde y se manche más su imagen.