Una tras otra… dejan sus puestos

– Serán sólo 52 oficiales para cubrir dos turnos, lo cual dificulta aún más el tema de inseguridad que se vive en esta demarcación

POLICÍA DE IXMIQUILPAN

Hugo Cardón

Esta semana, varios elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Ixmiquilpan renunciaron: exhibiendo así la vulnerabilidad que en materia de seguridad tiene el gobierno del alcalde Pascual Charrez Pedraza.
De 72 uniformados con los que contaban el municipio, ahora serán sólo 52 oficiales para cubrir dos turnos, lo cual dificulta aún más el tema de inseguridad que se vive en esta demarcación donde en los últimos ocho meses se han registrado todo tipo de homicidios -con violencia.
Hasta el momento se desconocen los motivos por los cuales renunciaron a sus puestos, ya que el ayuntamiento no goza de un canal de comunicación para informar sobre el tema; no obstante, se menciona que obedece a las amenazas que hay en contra de la corporación.  
Las renuncias de los oficiales agravaron el tema de seguridad en Ixmiquilpan, pues hace un par de meses seguidores del exdiputado federal Cipriano Charrez Pedraza quemaron dos patrullas, dejando sólo 12 unidades para atender a las 158 comunidades que integran el municipio.
La actual administración municipal se ha caracterizado por minimizar el tema de seguridad, lo cual se puede palpar en las acciones de la actual gestión que encabeza el acalde Pascual Charrez Pedraza, quien incluso ha hecho uso de patrullas para sus campañas proselitistas, como candidato a diputado federal por el PT.
Aunado a lo anterior, por situaciones que nunca se aclararon por parte del ayuntamiento,  perdieron los beneficios del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg) con el cual recibían 10 millones de pesos adicionales para este rubro.